Elegir la configuración y los tamaños de apuesta para tu rango de resubida

Pete Clarke | hace 4 semanas en Teoría y Conceptos

Todos hemos oído alguna vez que hay que hacer resubidas grandes fuera de posición y más pequeñas con posición, pero hay dos factores en la teoría de las resubidas que afectan al tamaño que debería tener nuestra apuesta. La posición es uno de ellos, y la configuración del rango es el otro. Hoy vamos a centrarnos en este factor, sobre el que se suele hablar menos. ¿Cómo afecta el tipo de rango con el que vamos a resubir al tamaño de las apuestas que debemos elegir? ¿Y, antes de nada, cómo determinamos la configuración de nuestro rango de resubida?

Configuración del rango

Un rango de resubida puede ser lineal o polarizado. ¿En qué se diferencian?

Rangos lineales

Resubir con un rango lineal significa que resubiremos con A-A y con todas las manos más débiles que esta hasta un determinado límite inferior, que se considerará demasiado débil para resubir. Puede ser algo como [8-8+, todas las broadway del mismo palo, todos los ases acompañados de otra carta del mismo palo, A-J+, K-Q+, 10-9 del mismo palo, 9-8 del mismo palo] y en otras ocasiones puede ser más conservador y excluir las manos más débiles del rango anterior. Básicamente, lineal significa que no hay saltos. Cuando nuestro rango de resubida sea lineal, nunca nos decantaremos por una mano más débil sobre otra más fuerte.
Resubiremos con un rango lineal en dos circunstancias:

  • Cuando no estemos construyendo un rango para igualar las apuestas que abren el bote. En este caso, solo entraremos en el bote con una resubida. No tendría sentido jugar una mano más débil que la que vamos a tirar, así que resubiremos de arriba a abajo.
  • Cuando el villano o los rivales en general no se retiran con frecuencia frente a las resubidas. En este caso solo queremos incrementar el tamaño del bote por valor, y no por la probabilidad de que los rivales se retiren. No es recomendable hacer resubidas de farol, así que solo resubiremos con aquellas manos lo suficientemente buenas como para hacerlo por valor.

Rangos polarizados

Un rango de resubidas polarizado es aquel que cuenta con una parte por valor y otra parte de farol. Estos dos grupos están separados por el rango para igualar. En consecuencia, cuando nuestras resubidas estén polarizadas, debemos tener un rango para igualar que sirva de conexión entre nuestras manos con valor y nuestros faroles. Un rango polarizado tiene este aspecto: [J-J+, A-Q+ del mismo palo, A-K y de A-2 a A-5 del mismo palo, 10-9 del mismo palo, 9-8 del mismo palo, 8-7 del mismo palo] en el ejemplo más extremo. Si nuestro rango está totalmente polarizado, significa que pagamos con las manos que caen entre ambos grupos y nos retiramos con todas las manos más débiles que nuestras resubidas de farol.
Hay una opción más moderna: jugar con un rango polarizado mixto. Este aún contendrá un grupo de manos muy fuertes con las que siempre harás resubidas por valor. La diferencia de este rango es que con algunas de las manos más débiles combinaremos las veces que resubamos y las que igualemos. Cuenta con la ventaja que aumentamos la categoría de los faroles, pero la desventaja de que en general jugaremos menos manos. En nuestra estrategia solo tenemos un espacio finito para faroles, ya que llegará un punto en el que incluyamos demasiados y podrán aprovecharse de ello. Puede que esto funcione contra jugadores más débiles que se retiran con demasiada frecuencia, pero supone un problema contra rivales más fuertes. Así que cuando resubimos de farol con A-5 del mismo palo, nos queda menos espacio para faroles con K-3 del mismo palo.
Optamos por un rango polarizado cuando:

  • queremos tener un rango para igualar;
  • Y creemos que el villano o los rivales en general se retiran con la suficiente frecuencia frente a las resubidas.

Cuanto mayor valor esperado (EV) pensemos que tiene igualar con nuestras manos con fuerza media, más se reducen las opciones de que queramos convertirlas en resubidas de farol. Cuando tenemos posición, en la ciega grande ante una subida de la ciega pequeña, es muy poco probable que resubamos de farol con ninguna mano media. Con frecuencia, nos conformaremos con pagar con A-5 del mismo palo y similares, porque son rentables para hacerlo y no queremos recibir una nueva resubida que nos obligue a enfrentarnos a una relación entre la apuesta y el bote que no podamos aceptar. Al mismo tiempo, una mano como J-4 del mismo palo, que se acerca a ser neutra en cuanto a beneficios si igualamos, es perfectamente válida para hacer una resubida de farol, ya que si resubimos no estamos desperdiciando demasiado del EV que tiene cuando solo pagamos.
Compara esta situación con otra como CG contra UTG, donde A-5 del mismo palo no es una mano excesivamente rentable para igualar. En este punto, nos interesaría mezclar las veces que resubamos y las que paguemos, ya que ambas opciones tienen un valor esperado prácticamente igual y no se nos pasará por la cabeza resubir con Q-4 del mismo palo. En consecuencia, estamos usando un rango polarizado mixto en CG contra UTG, pero uno puramente polarizado en CG contra CP.

Los rangos lineales requieren un tamaño de apuesta menor

En términos generales, las manos con mucho valor mejoran su EV cuando se añade más dinero al bote. Las manos con fuerza media, también llamadas “manos de segundo nivel”, incrementan su EV al usar un tamaño de apuesta menor. El motivo es que no interesa que el villano descarte demasiadas de sus manos más débiles de su rango para continuar, porque esas son las manos a las que dominan y contra las que funcionan bien. Con 10-10 no interesa hacer grandes resubidas desde el HJ contra UTG, porque todavía hay cuatro rangos sin limitar por detrás y no funcionará bien si hace que el jugador en UTG filtre demasiado su rango para pagar.
Recuerda que los rangos lineales incluyen muchas manos de fuerza media, y requieren usar un menor tamaño de apuesta Yo resubiría a entre 2,5 CG y 7 CG en la posición de HJ contra UTG, y entre 2,5 CG y 11 CG fuera de posición.

Los rangos polarizados requieren un tamaño de apuestas mayor

Recuerda que con manos muy buenas, como A-A, K-K, Q-Q y A-K, es preferible utilizar mayores tamaños de apuesta. Cuanto más dinero puedas añadir al bote con estas manos, mejor (a no ser que los montones de fichas sean pequeños y que no sea necesario construir un gran bote). Puesto que las manos con más valor son una parte importante de los rangos polarizados, es preferible apostar muy fuerte con ellos.
Los faroles se apoyan en la probabilidad de que el rival se retire preflop para obtener rentabilidad o no incurrir en ganancias ni pérdidas, así que cuando tu rango cuenta con una parte importante de manos muy débiles, te interesa incrementar dicha probabilidad. Si llevas Q-3 de mismo palo, hacer resubidas que generalmente recibirán el “igualo” del rival no es una buena idea.
Puesto que los rangos polarizados contienen menos manos con fuerza media, que son más efectivas con botes más pequeños contra rangos más amplios, no hay razón para ser tímido con el tamaño de las apuestas y hay un sinfín de razones para apostar fuerte.
Si usase un rango de resubida polarizado con posición, optaría por entre 2,5 CG y 9,5 CG. Fuera de posición, me decantaría por entre 2,5 CG y 12 CG.

Resumen

Los rangos de resubida lineales van de arriba a abajo sin saltos. Los usaremos cuando no igualemos en ningún caso o cuando la probabilidad de que se retire nuestro rival sea baja. Es preferible usar tamaños de apuesta pequeños porque estos rangos incluyen manos con fuerza media que se benefician de que los botes sean más contenidos.
Los rangos de resubida polarizados tienen dos grupos de manos diferentes: manos por valor que son muy fuertes y con las que interesa crear botes grandes, y faroles que buscan aprovechar la probabilidad de que nuestro rival se retire. Optamos por un rango polarizado cuando tenemos tanto un rango para igualar como una probabilidad de que nuestro rival se retire razonables. Puesto que los rangos polarizados contienen manos a las que les conviene que haya más dinero en el bote, y no cuentan con manos con fuerza media, es preferible usar un tamaño de apuesta mayor.

¿Ya conoces nuestro canal de DISCORD? – No te lo pierdas.

¿Qué tanto has aprendido sobre los rangos de resubida y sus tamaños? Comenta debajo.

Loading Comments

Loading more content...