Apuestas de continuación en 2020 | Parte 2

Federico Sztern | hace 3 semanas en Teoría y Conceptos

Parte 2 – Apuestas de continuación polarizadas 

En el artículo anterior nos lanzamos a las aguas de las apuestas de continuación modernas y lo aprendimos todo sobre las formas de maximizar nuestra ventaja de rango apostando con mucha frecuencia. Hoy vamos a mantenernos dentro de las fronteras de tener una gran ventaja preflop, pero nos fijaremos en algunos flops que equilibran las cosas, al ofrecer manos muy fuertes para el rango del jugador que paga preflop. En estos casos, nos interesa hacer apuestas de continuación de forma más selectiva, o polarizada.

Polarizar significa apostar solo con dos clases de manos:

  • manos fuertes, suficientemente buenas para apostar por valor;

y

  • faroles, manos demasiado débiles para pasar por su valor en el showdown, pero que todavía tienen alguna opción.

En consecuencia, nuestro rango para pasar será una mezcla de los dos tipos de manos restantes: con fuerza media y manos sin ningún tipo de valor.

Cuándo hacer apuestas de continuación polarizadas

Las apuestas de continuación polarizadas son la respuesta normal a un flop que anula tu ventaja como agresor preflop. Como vimos la última vez, hay muchos flops que mantienen esta ventaja, lo que nos permite apostar tanto como queramos, forzando al villano a retirarse con más frecuencia de lo que sugerirían las matemáticas si los rangos fuesen iguales.

Algunos flops harán daño a nuestras manos exclusivas, aquellas que con las que el villano habría subido preflop, y no igualado (JJ-AA, AK, etc.). Esto reduce la ventaja de la probabilidad de ganar de nuestro rango, rebajándola hasta cerca de un 50 %. Es poco frecuente que alguien que suba preflop tenga una probabilidad de ganar inferior al 50 % contra la ciega grande en un bote entre dos, porque el rango para igualar de la ciega grande es muy débil.

Los flops conectados y “húmedos”, sobre todo aquellos que incluyen un montón de cartas medias y bajas, serán los grandes responsables de arruinar nuestra ventaja de rango y de forzarnos a recurrir a las apuestas de continuación polarizadas. En este caso, la palabra clave es “recurrir”. Si realizar apuestas de continuación con mucha frecuencia era un lujo fabuloso, realizar apuestas de continuación polarizadas es una desagradable necesidad.

Rangos iguales: un experimento imaginario

¿Qué pasaría si optases por cambiar las reglas a tu favor y no pusieras la ciega grande mientras que los demás sí tuviesen que hacerlo? ¿Sería rentable? ¡Claro! ¡Te convertiría en un ganador claro en casi cualquier partida!

Elegir poner la ciega grande, aunque no tuvieras que hacerlo, sería el equivalente a apostar con mucha frecuencia cuando los rangos son iguales. Después de todo, cuando llegan las primeras cartas, antes de cualquier subida o retirada, todos los jugadores tienen el mismo rango de manos. Cuando se fuerza a la ciega grande a apostar, se la obliga a realizar una apuesta con todo su rango preflop. Al poner su ciega, está apostando de forma completamente no selectiva.

Apostar de forma no selectiva cuando los rangos son iguales es una mala estrategia.

El momento del flop

Así pues, en el flop tenemos que evitar poner dinero con todo nuestro rango cuando las tres cartas comunitarias igualan las ventajas. Digamos que abrimos desde el cutoff, nos paga la ciega grande y aparece un flop 10♠ 7♠ 6♦. Este flop “húmedo” e intermedio conecta muy bien con algunos de los intervalos más amplios del rango del villano. Nuestras parejas superiores pasan a ser manos de segundo nivel, debido a todas las opciones de manos máximas y de proyectos con una gran probabilidad de ganar que sobrevuelan nuestras cabezas. Nuestras cartas altas casi se convierten en manos sin valor.

Ahora solo tenemos una pequeña ventaja. Nuestro rango cuenta con una probabilidad de ganar de un 51 %-52 % aproximadamente. Así, apostar con A♣ K♣ y manos no completadas similares sería tan absurdo como poner una ciega que no estuvieses obligado a poner.

¡Vamos a ser selectivos!

Seleccionar manos con valor

Una mano con valor es aquella que se comporta bien después de apostar y que nos igualen. Algunos ejemplos de manos con valor con las que apostar en un flop 10♠ 7♠ 6♦ son Q-Q, 6-6, 9-8 y A-10. No todas las manos que podrían apostar por valor de forma viable tienen que hacerlo. Es prudente incluir algunas de nuestras parejas superiores en nuestro rango para igualar, para protegernos de que nos roben la iniciativa en el turn a la ligera (lo que se conoce técnicamente como probe-betting). Sin embargo, las manos con tanta fuerza como tríos y escaleras deberían apostar siempre con posición cuando hay todavía opciones de construir el bote en relación con el montón de fichas efectivo. Es un sinsentido permitir que se estanque el bote en estas situaciones.

Seleccionar los faroles

Ir de farol no implica apostar con cualquier mano sin valor. Nuestro rango de farol en el flop de hoy debería tener cierto sentido sobre los estándares al respecto. No queremos apostar nunca con A♣ 2♣, pero con algo como J♦ 9♦ o K♠ 4♠ sí se podría apostar con bastante frecuencia. De nuevo, alguno de esos buenos proyectos deberían incluirse en el rango para pasar, para mantener el equilibrio, al igual que las manos de segundo nivel, como Q-Q.

Construir el rango para pasar

El resultado de polarizar el rango de apuesta en un flop 10♠ 7♠ 6♦ es que nuestro rango para pasar después de nuestro rival se limita, lo que significa que no podemos tener la mejor mano posible en el flop, y se condensa, lo que significa que ya no podemos tener todas las manos por completar que teníamos en el flop. Recuerda, apostamos de farol con un buen montón de nuestras manos sin completar en el flop. El rango para pasar se compondrá, principalmente, de parejas superiores con un buen valor en el showdown, la mejor pareja y parejas débiles con o sin proyectos. También puede haber proyectos de color con un buen valor en el showdown, como A♠ K♠ y 6♠ 5♠.

En segundo lugar, queremos pasar con algunas manos realmente malas con la intención de retirarnos frente a futuras agresiones y, quizá, realizar una apuesta de continuación de farol retrasada ya sea en el turn o en el river.

Resumen

  • Los flops intermedios y “húmedos” igualan los rangos, los que nos disuadirá de apostar siempre o casi siempre.
  • Cuando apostamos de forma selectiva, polarizamos nuestro rango de apuesta.
  • Polarizar significa apostar con buenas manos con valor y con manos sin completar con bastantes opciones, al tiempo que pasamos con manos con valor y sin ningún valor en el showdown.
  • No queremos dejar nuestro rango para pasar totalmente desprotegido, pero tampoco queremos hacer un slowplay con la mejor mano posible con posición, o correremos el riesgo de que el bote se estanque.

A partir de las enseñanzas de este artículo, ¿Qué crees que deberías cambiar en tu estrategia de apuestas de continuación? Comenta debajo. 

¿Ya conoces nuestro canal de DISCORD? – No te lo pierdas.

Loading Comments

Loading more content...