PokerStars - Página de Inicio
3-bets Sin Ases de Mano
Jugar el preflop en No Limit Texas Hold'em era una jugada bastante directa, sobre todo cuando se trataba de una tercera apuesta (o "resubida", como se conocía antes del poker online). En casi todos los casos, si alguien realizaba una tercera apuesta tenía ases de mano. O bien, si era un jugador muy arriesgado, podía tener reyes de mano. Esto hizo que el juego antes del flop resultase muy sencillo, ya que sabías a qué te enfrentabas en estos casos y podías retirarte o intentar tener suerte y conseguir unos cowboys de segunda. 


 
Ni qué decir tiene que cualquier parecido entre esta costumbre y el Texas Hold'em de 2015 es pura coincidencia. Los buenos jugadores ahora realizan terceras apuestas mucho más a menudo, con gran variedad de manos. Pueden estar jugando de farol, como veremos en un próximo artículo, o realizar terceras apuestas con una variedad de manos mucho más grande para sacar dividendos. Aprender esta habilidad puede revolucionar la forma en la que juegas al poker y aumentar tu balance final de forma significativa. 
 
No importa si realizas una tercera apuesta con una buena mano o si lo haces porque crees que la que tienes es mejor que las posibles manos de los oponentes y porque, en general, también crees que igualarán esa tercera apuesta con una mano peor. Si lo piensas de este modo, verás muy pronto que hay muchas manos con las que debes hacer una tercera apuesta en lugar de igualar. Dos ejemplos perfectos son los dieces o As-Dama de mano. Siempre tenemos la tentación de limitarnos a igualar con estas dos manos porque pueden salir cartas superiores en el flop o simplemente no conseguir nada con él. Aunque se trata de miedos justificados, hacer una tercera apuesta suele generar más valor por lo general. Los oponentes, sobre todo si son arriesgados o les gusta apostar, pueden igualar con combinaciones con as menores, como A-10, o con parejas más bajas, como ochos de mano. En cualquier caso, has aumentado el tamaño del bote en una posición en la que eres claramente favorito para ganar la mano. Esto solo puede ser bueno, y es un motivo clave por el que abrir la gama de posibilidades en las que hacer una tercera apuesta es importante. 
 
Cuando esto ocurre, también te quedas en posición de ganar un bote enorme. Usemos de nuevo el ejemplo de A-Q. Realizas una tercera apuesta y tu oponente iguala fuera de posición con A-10. El flop es A-2-6. De repente se te presenta un escenario soñado para Hold'em: tienes una gran mano y tu oponente tiene una buena mano con la que está deseando pagar. Si apuestas en el flop, en el turn y en el river en esta posición (según cómo se desarrollen, claro) tienes una oportunidad estupenda de doblar tus fichas en un torneo de poker o partida con dinero real. 
 
Hacer una tercera apuesta antes del flop también te da la iniciativa en la mano y te permite robar más botes cuando ambos jugadores no consigan nada. Por ejemplo, haces una tercera apuesta con A-J del mismo palo desde la ciega grande y tu oponente del botón iguala. El flop es 4-6-4 de distintos palos. Dado que tienes la iniciativa, ahora debes realizar una apuesta de continuación e intentar llevártelo todo. Con un flop como este, es muy habitual que ningún jugador consiga nada, y el primero que apuesta suele ser el que gana. Sin embargo, si acabas de igualar antes del flop desde una mala posición, resulta mucho más difícil ganar. Ahora, lo habitual sería pasar ante el que ha subido y limitarse a no ir contra una apuesta; las demás opciones, como apostar desde la primera posición o pasar para subir a modo de farol son demasiado arriesgadas y no tendrían demasiado sentido ante un jugador inteligente. Este tipo de situaciones permiten ahorrar mucho tiempo en No Limit Hold'em y, si sigues ganando botes pequeños de esta forma, terminarás acumulando un número significativo de fichas. 
 
Por último, el principal motivo para realizar una tercera apuesta con un mayor número de manos es que los oponentes no tendrán nada fácil jugar contra ti. Si te comportas en las mesas como un jugador habitual de 1984 (siendo agresivo únicamente con ases de mano antes del flop), quizá no pierdas ni ganes, o ganes pequeñas cantidades, pero te será casi imposible ganar a lo grande. Esto se debe a que, en cuanto te enfrentes a jugadores que presten apenas un poco de atención, no se desarrollará ninguna acción. Se limitarán a retirarse y desperdiciarás tus ases. Céntrate siempre en intentar convertirte en un jugador más duro para tus rivales. Aprender a hacer terceras apuestas con mayor número de manos para conseguir botes grandes es una de las estrategias clave que te ayudarán a ser mejor. Para consultar más consejos ganadores sobre estrategia de poker, crea tu cuenta de PokerStars GRATIS y únete a PokerStars School. Si ya perteneces a PokerStars School, ¿por qué no efectuar un depósito y probar esta estrategia en las mesas? 

Para aprender más sobre este fascinante juego de cartas te invitamos a ingresar a nuestra página principal sobre artículos de estrategias en el que encontrarás muchos más textos sobre diferentes fundamentos y modalidades de poker.

X Información sobre cookies

Hemos colocado cookies en su computadora para mejorar su experiencia en nuestro sitio web. Usted puede cambiar su configuración de cookies en cualquier momento. De otra manera, nosotrs asumiremos que usted está de acuerdo para continuar.