PokerStars - Página de Inicio
Visión general: conceptos avanzados
En este artículo vamos a tratar algunos conceptos interesantes con los que seguramente te encontrarás muy pronto en las mesas de dinero real. Algunos de ellos pueden ayudarnos a ganar algún que otro bote, incluso sin tener una mano excelente.

Semifaroles y faroles

Lo primero que se nos viene a la mente cuando pensamos en el poker son los faroles. Éstos son, sin duda, una herramienta habitual, pero tampoco se debe abusar de ellos. Los principiantes deben aprender primero a jugar correctamente las manos buenas antes de atreverse con los faroles, que son mucho más complicados. Pero debemos empezar explicando algunas ideas al respecto: 
  • Si un jugador apuesta o sube la apuesta, aunque sepa que en ese momento no tiene la mejor mano, pero tiene outs que podrían convertir su mano en ganadora, hablamos de un semifarol.
Un semifarol puede ganar de dos maneras: o bien los demás jugadores tiran sus cartas (que en ese momento pueden ser incluso mejores que las nuestras), o conseguimos las outs y ganamos con la mejor mano.
Los ejemplos típicos son, por ejemplo, un proyecto de color o un proyecto de escalera abierta.
  • Veámoslo en un ejemplo:
Estamos en una mesa de No Limit Texas-Hold'em de 1 $/2 $ en la posición de la ciega grande con . Dos jugadores igualan, la CG se retira. Nosotros pasamos. El bote asciende a 7 $.
Llega el flop con .
Aún no hemos ligado nada, pero tenemos un proyecto porque cualquier corazón nos traería un color. Si ahora tomamos la iniciativa y apostamos, estamos haciendo un semifarol típico. Probablemente ganaremos si sale un corazón, pero esperamos que los oponentes pasen inmediatamente.
 
El objetivo es más bien obligar a los adversarios a tirar sus cartas. Para llevar esto a cabo, los flops más indicados son los que no dan ninguna esperanza al oponente de conseguir una buena mano, es decir, flops sin posibilidades de hacer proyectos, como por ejemplo, para una escalera. Además, no debe haber demasiados jugadores en la mano, pues un semifarol se gana mejor contra uno o dos jugadores.
  • Un farol se presenta cuando un jugador juega una mano de forma agresiva a pesar de que se sabe que  no es la mejor mano y que tampoco llegue a serlo nunca. 
Por norma general, un farol sólo puede ganar cuando todos los demás jugadores se retiran.
  • Ejemplo:
El botón tiene . La ciega grande tiene . Todos se retiran hasta llegar al botón, que sube a 6 $. La CP se retira y la CG iguala. El flop trae . La CG apuesta 6 $ con el as que ha ligado. El botón reconoce la debilidad y se decide a hacer un farol y sube a 18 $. La CG se lo piensa unos segundos y luego se retira.
Cuando se hace un farol, es útil conocer a los oponentes y saber que existe la posibilidad de que éstos no sigan adelante con manos de fortaleza media. Hacer faroles contra calling stations (puedes ver la definición en el apartado "Clases de jugadores") es una pésima idea.

Apuestas de continuación 

Vamos a empezar exponiendo una pequeña estadística sobre este tema. Si un jugador tiene dos cartas de distinto valor, logrará ligar pareja o una combinación mejor en el flop sólo en aproximadamente un 33% de los casos. Esto significa que en el 67% de los casos, es decir, en dos de cada tres oportunidades, no ligará nada. Por eso, la mayoría de las veces es correcto continuar tanto en el flop como en el turn con la fuerza que se había demostrado antes del flop a través de una subida, independientemente de si se ha ligado algo o no. Esto se consigue mediante una apuesta de continuación. Si hemos subido antes del flop y volvemos a apostar en el flop, estamos haciendo una apuesta de continuacióny proseguimos la agresión. Lo importante para una apuesta de continuaciónes que antes de nosotros no haya apostado aún nadie y que de esta forma llevemos la iniciativa.
  • Ejemplo:
Estamos sentados en el botón en una mesa de NL de 1 $/2 $ y nos reparten . Todos se retiran y nosotros apostamos 6$. La CP se retira y la CG iguala. Puede que la CG haya igualado con una mano regular porque quizá quiere defender su ciega. También puede tener con un kicker más bajo que una sota, una pareja baja o media, o simplemente una mano como . El flop trae . La CG pasa. Ahora debemos hacer una apuesta de continuación. A ojos de la CG, las dos cartas altas podrían habernos ayudado porque hemos subido antes del flop y, por lo tanto, aparentamos tener una mano como , o . Si apostamos la mitad del bote (es decir, en nuestro caso, 7 $), es probable que la CG sólo vea la apuesta si tiene al menos un as. En ocasiones, puede retirarse, incluso, con manos tan buenas como , o .
Pero no todos los flops son adecuados para realizar una apuesta de continuación.
  • Un ejemplo de ello:
Tenemos , estamos sentados a la izquierda de la ciega grande y antes del flop hemos subido a cuatro veces el valor de la CG. Dos jugadores igualan después de nosotros. Ahora el flop trae . En este momento, es muy probable que este flop le haya traído una buena mano al menos a uno de nuestros adversarios, ya sea una escalera, un color, un trío, una doble pareja o, como mínimo, un buen proyecto. Como estamos sentados "fuera de posición", una apuesta de continuación no tiene mucho sentido, porque, en caso de una subida, deberíamos renunciar a nuestra mano. Con un flop así, es mejor pasar y si uno de los adversarios toma la iniciativa, podemos retirarnos sin que nos cueste mucho.
Las apuestas de continuación se juegan independientemente de la fuerza de la mano y, por este motivo, suelen ser con frecuencia semifaroles o incluso faroles auténticos. 
 
Pero cuidado: una apuesta de continuación sólo es posible cuando ningún otro jugador ha tomado la iniciativa y ha apostado antes de nosotros, es decir, es esencial que podamos llevar la iniciativa.
 

Protección 

Esta forma de juego significa jugar para proteger la mano propia. Tiene sentido cuando tenemos una buena mano y queremos evitar que el oponente pueda completar por poco dinero una mano mejor gracias a las cartas comunitarias que quedan por salir. Por lo tanto, en una situación así, debemos apostar fuerte para que los posibles proyectos del adversario no sean rentables.

  • Ejemplo:
Estamos sentados en una posición intermedia e igualamos con . Otros dos jugadores igualan y la CG pasa. El flop trae . En el flop hemos logrado la mejor escalera posible, pero puede ser que un oponente tenga dos picas en su mano, y con otra pica en el turn o en el river nos ganaría. Por lo tanto, lo correcto es apostar para no regalarle una carta barata en el turn. El tamaño de las apuestas debería ser aproximadamente dos tercios del bote. Así, la mayoría de los proyectos de color no lograrían ser rentables matemáticamente hablando si es que continuasen en la mano.
Si mi mano es casi invencible, es decir, si sabemos que tenemos posiblemente la mejor mano, por ejemplo, un full, no es necesario protegernos.

Muy por delante o muy por detrás

Ahora vamos a hablar de un concepto que resulta relevante cuando nuestra mano, con la excepción de unas pocas outs, va muy por delante y es casi inalcanzable, o va tan atrás que ya no podrá alcanzar a los demás jugadores. Es lo que se conoce como ir muy por delante o muy por detrás. Esta situación se presenta cuando no sabemos si estamos muy por delante o muy por detrás de los demás jugadores. Por eso, en este caso se pone en práctica una estrategia especial, que se utiliza sobre todo en el Fixed Limit Hold'em, pero también en mesas NL.
 
Si nos encontramos en una esta situación WAWB, vamos tan por adelante o tan atrás que no tiene sentido jugar la mano de forma agresiva. Si jugamos demasiado agresivos, asustaremos a los oponentes (cuando estamos muy adelantepor delante) o arriesgaremos demasiado dinero cuando estamos muy atrás.
  • Ejemplo:
Jugamos en una mesa de Fixed Limit Hold'em de 2 $/4 $. Somos la CG y tenemos . Todos se retiran hasta el botón, que iguala. La CP se retira; nosotros pasamos.

El flop trae .
Esto implica que en el flop hemos conseguido la mejor pareja. Si apostamos ahora, es probable que sólo nos iguale una mano fuerte como cualquier as con unkicker mejor que un seis o una doble pareja, contra la que no tenemos ninguna o sólo unas pocas outs. Sin embargo, queremos que aquellas manos que a su vez tienen pocas outs (como ) continúen en la partida contra nosotros.
 
En este caso, es más lógico pasar e igualar una apuesta del oponente a que nosotros mismos tomemos la iniciativa. Esto es válido tanto para el juego después del flop como para el turn y el river. Si el botón también pasa en una de esas rondas de apuestas, apostamos después de la próxima carta. Esta forma de juego maximiza nuestras ganancias cuando vamos por delante y minimiza las pérdidas si vamos muy atrás.
 
La única condición para este juego es que tanto el oponente como nosotros mismos tengamos únicamente unas pocas outs.

Subir por una carta gratuita

Éste es un concepto que suele aplicarse en Limit Hold'em, pero que también puede utilizarse en el juego No-Limit (sin límite).
En el caso del Limit Hold'em, el tamaño de las posibles apuestas está determinado, hay apuestas pequeñas y apuestas grandes. Antes y después del flop, sólo se pueden realizar apuestas pequeñas, mientras que después del turn y del river, sólo apuestas grandes. Por lo tanto, con la carta del turn resulta más caro apostar, igualar o subir. Aquí es precisamente donde se aplica el concepto de subir para obtener una carta gratis:
  • Supongamos que ocupamos la posición del botón y tenemos . Todos los jugadores que están antes de nosotros se retiran, nosotros subimos y la CG iguala. El flop trae .
Tenemos el proyecto para formar el mejor color posible. La ciega grande apuesta ahora, por lo que deducimos que posiblemente ha ligado un rey, pero con nuestro color ganaríamos, y posiblemente le ganaríamos incluso hasta a un as. Ahora nuestro objetivo es completar nuestro proyecto de la forma más barata posible. Si sólo igualamos (una apuesta pequeña porque todavía estamos en el flop) y nuestro adversario vuelve a apostar en el turn (una apuesta grande = 2 apuestas pequeñas), entonces ver la carta del turn y del river nos costaría en total tres apuestas pequeñas. Pero si en el flop subimos la apuesta de nuestro adversario, puede ocurrir que el oponente iguale nuestra apuesta y pase después del turn porque no quiere recibir una nueva subida. Así tenemos la posibilidad de pasar en caso de que aún no hubiésemos ligado nuestro proyecto, y de ver la carta del river sin apostar de nuevo, es decir, "gratis".

En este caso, ver ambas cartas (el turn y el river) sólo nos ha costado dos apuestas pequeñas a pesar de que habíamos subido, o lo que es lo mismo, nos hemos ahorrado una apuesta pequeña. Si nuestra carta tampoco llega en el river y nuestro adversario apuesta, simplemente podemos retirarnos.
 
Otra ventaja es que al subir en el flop, también hemos logrado que se retire alguna mano mejor a la nuestra.
 
La desventaja es que, el adversario que tiene una mano muy buena en el flop, puede volver a subir, lo que sería más caro que si sólo hubiéramos igualado en el flop y en el turn.

Slow play

El slowplay es un concepto que utilizan muchos jugadores de poker pero que, aplicado en las situaciones inadecuadas, suele dar lugar a pérdidas, en vez de ganancias.

El principio del slowplay (jugar lento) es jugar manos muy fuertes, como trío máximo, full o poker, de forma muy pasiva para que el oponente permanezca en la mano con la esperanza de que pueda mejorar, para apostar o igualar apuestas más adelante.
  • Ejemplo:
Tenemos en posición intermedia y el flop trae . En el flop hemos conseguido las nuts (mejor mano posible).
La probabilidad de que alguien consiga una mano mejor que nuestro full es muy escasa. Si apostamos, habrá pocas manos que puedan igualarnos. Podríamos lograr que incluso una pareja de mano como o renunciase a la mano. Por tanto, puede ser más beneficioso pasar primero, dar al oponente la oportunidad de que o bien apueste el mismo o de que mejore la mano (por ejemplo, a un color), para que después él mismo apueste o al menos iguale nuestras apuestas.
 
Sin embargo, existen un par de criterios importantes que deben cumplirse para poder jugar lento:
 
  • Cuanto más agresivo y conservador sea el oponente, mejor, pues así aumentarán las probabilidades de que apueste más adelante. Un jugador pasivo y más arriesgado, por el contrario, no suele apostar si hacemos slowplay. Además, puede ser que iguale nuestras apuestas aun cuando su mano sea muy débil.
  • Nuestra mano debe ser lo suficientemente fuerte para que una carta gratis no nos pueda dañar en ningún caso, pues si todos los jugadores pasaran después de nosotros, verían la carta del turn gratis. Por lo tanto, si "sólo" tuviéramos un trío, (por ejemplo, tenemos y el flop trae ), y el flop permite posibles proyectos que nos pueden ganar, tiene más sentido apostar para no darle ninguna carta gratis a los oponentes.
 
 Y algo más: los oponentes recordarán que estamos jugando lento, así que,si hacemos este tipo de jugada de forma estándar, pronto se darán cuenta de lo que planeamos. Por lo tanto, de vez en cuando también deberíamos apostar si es que ligamos una mano excelente.

Si no estás seguro de cumplir estos criterios, en caso de duda, decídete siempre contra un slowplay.

Clases de jugadores 

En general, hay cinco tipos de jugadores:
 
  • Calling stations (arriesgados-pasivos): estos jugadores igualan con cualquier combinación sólo para ver si quizá consiguen una carta buena en el turn o en el river. Por lo general, estos jugadores no apuestan ni suben nunca.
  • Rocas (conservadores): las rocas juegan una estrategia que puede aportarles beneficios, pero que es muy evidente. Juegan muy pocas manos y, cuando lo hacen, son muy buenas. Si este tipo de jugador sube, este es un indicador de que su mano es muy fuerte.
  • Jugadores arriesgados-agresivos: este tipo de jugadores juega muchas manos, a menudo demasiadas, y, en general, suele hacer subidas. Por este motivo, estos jugadores no son fáciles de interpretar y son impredecibles.
  • Maníacos (super-arriesgados-agresivos): un maníaco es una versión extrema del jugador arriesgados-agresivo. Sube prácticamente con cualquier mano, sin importarle si ha ligado algo o no; ésa es la filosofía de los maníacos. Son jugadores totalmente imprevisibles, pues, si alguien juega casi todo, también puede tener casi todo, desde un nueve como carta alta hasta una escalera real. Estos jugadores suelen perder mucho dinero, por lo que está bien tenerlos en la mesa. El problema es que también pueden ganar extremadamente mucho dinero si tienen una buena racha.
  • Jugadores conservadores-agresivos: cuando hablamos de un jugador sólido, casi siempre nos estamos refiriendo a un jugador conservador-agresivo. Estos jugadores sólo juegan manos que tienen posibilidades de ganar y, en ese caso, lo hacen de forma agresiva, es decir, maximizan las ganancias con manos fuertes y minimizan las pérdidas con las malas. El estilo de juego conservador-agresivo es, sin duda, la forma más rentable de jugar al poker online en mesas con casi cualquier límite.

Uso de programas de poker 

En muchos casos, puede ser de utilidad tener mucha información sobre un oponente. Como no sería posible recordar el estilo de juego de los miles de jugadores contra los que nos podemos enfrentar, existen programas informáticos que crean estadísticas basadas en las manos jugadas (mediante el historial de manos).
 
Los programas más importantes son PokerTracker y PokerAceHud. Con PokerTracker se pueden importar historiales de manos, que luego se pueden añadir a una base de datos. Con la ayuda de esta base de datos se pueden realizar posteriormente valoraciones muy complejas sobre el propio juego y el de los oponentes. 

PokerAceHud es una herramienta que utiliza la base de datos de PokerTracker y muestra el valor de los oponentes a los que nos enfrentamos en la mesa. Así evitamos tener que comprobar la información de cada jugador en la base de datos y la información está disponible en el momento en que debe tomarse una decisión.

Ambas herramientas son muy recomendables para los jugadores de poker profesionales, pero no para los principiantes, debido a que son relativamente caras y algo complicadas de utilizar.

Elección de mesa 

La elección de la mesa correcta es un factor muy subestimado en el poker. Una buena elección de la mesa puede tener un efecto muy positivo en las ganancias de un jugador. Debemos encontrar mesas con los oponentes más débiles posibles. Un jugador que juega para cubrir gastos puede convertirse en un jugador ganador si elige la mesa correcta.
 
Existen varios métodos para encontrar la mesa adecuada. Para esto son de utilidad las estadísticas de PokerTracker, los comentarios que uno ha hecho sobre un jugador, la lista de jugadores y las estadísticas sobre la mesa que ofrece PokerStars en el lobby.

X Información sobre cookies

Hemos colocado cookies en su computadora para mejorar su experiencia en nuestro sitio web. Usted puede cambiar su configuración de cookies en cualquier momento. De otra manera, nosotrs asumiremos que usted está de acuerdo para continuar.