PokerStars - Página de Inicio
Tipos de jugador de poker en vivo
El jugador de poker en vivo es un espécimen más interesante para su estudio que su contrapartida online, ya que podemos realizar lecturas basadas en datos demográficos más humanos, como la edad, la conducta, la forma de hablar del poker, el control emocional y muchos más. En este artículo describiré algunos de los principales tipos de personalidad del poker en vivo, cómo debemos esperar que jueguen la mayoría de las veces y qué podemos hacer frente a ellos. Voy a utilizar pistas o tells en vivo, como la personalidad y la apariencia, para deducir lecturas. Ya hemos hablado sobre la lectura de los patrones de apuesta de los jugadores online aquí. Aunque usaré el género masculino durante este artículo, simplemente por conveniencia, todos los tipos de jugadores descritos a continuación existen en ambos sexos, por supuesto.

El hombre de negocios implacable

Este jugador se sienta e, inmediatamente, comienza a entrar en los botes. Puedes identificar al hombre de negocios por su fría confianza en sí mismo, su enorme ego y su naturaleza temeraria. Con mucha frecuencia, este jugador no tendrá ni idea de cómo jugar al poker, pero aparentará tener mucha autoconfianza debido a su éxito en los negocios o en su carrera. El fanfarroneo, la impaciencia cuando la acción es lenta y la despreocupación ante la pérdida de dinero son los aspectos clave que te encontrarás en un hombre de negocios implacable. La forma correcta de ajustarse a su juego en este caso es esperar un montón de jugadas sin sentido y arriesgadas, y adaptar tus rangos para dar prioridad a las cartas altas que puedan completar la mejor pareja con el flop. Estas manos suelen aparecer con frecuencia y te permitirán ganar grandes botes frente a segundas parejas que se han jugado demasiado fuerte y proyectos pobres. Espera un alto grado de varianza, pero también mucha rentabilidad.

El chaval agresivo

En este caso utilizo "chaval" más en el sentido en el que los americanos usan "kid", alguien que aparenta tener menos de 30 años, que en el sentido británico, literalmente un niño o un adolescente que no podría entrar en un casino. Este veinteañero puede que lleve una sudadera con capucha y parezca muy serio y concentrado en lo que está haciendo. Disfruta adoptando líneas agresivas y evitando ser visto como uno de los jugadores débiles que se conforman con pagar la ciega, a los que ve como "pescados" (en estos días se usa el termino "recreacionales" o "aficionados" en aras de una mayor corrección política). El chaval agresivo es prácticamente el único jugador de una mesa de partidas regulares de 1 £/2 £ en vivo que hace 3-bets sin manos premium o que hace check-raise en el flop de forma habitual. La mayoría de los chavales agresivos son demasiado agresivos en situaciones poco indicadas. Aunque incluso los malos tendrán mejores resultados que el hombre de negocios temerario y demás tipos de jugadores terribles, es al chaval agresivo con educación en poker al que deberías evitar. Este jugador se comerá a cualquiera que haya aprendido a jugar al poker en 2002 y que apenas se haya adaptado desde entonces. Busca retirarte menos frente a las 3-bets del chaval agresivo de lo que lo harías frente a otros, y no dejes que este jugador te pase por encima Después de que contraataques en un par de situaciones oportunas, la mayoría de los chavales agresivos aminorarán la marcha. Están ahí para hacerse con las presas fáciles y prefieren no tener pelea. El chaval agresivo y el abusón de instituto son bastante similares en este aspecto.

La persona mayor conservadora

Los estereotipos no siempre son ciertos, pero éste es todo lo cierto que puede ser un estereotipo. Los caballeros retirados no suelen ser jugadores arriesgados y agresivos, y generalmente esperan a que les lleguen las manos buenas antes de hacer grandes inversiones. Este jugador puede leer el periódico, llevar una corbata o agitar su cabeza y chasquear la lengua cuando un chaval agresivo le hace la enésima 3-bet. El señor mayor conservador no está dispuesto a aceptar que el fold equity es una cosa que conviene tener de tu parte y prefiere ceñirse a la trasnochada creencia de que "lo conservador es lo correcto". Roba las ciegas de este jugador, ve de farol cuando muestre debilidad y sal rápido de su camino cuando le veas pasar a la acción de forma inusualmente agresiva. Este jugador perderá de forma muy gradual, aunque definitiva.

El jugador apático

Este tipo podría estar jugando perfectamente a la ruleta o a las máquinas de azar y estaría igual de implicado en la estrategia del juego. El jugador apático cree que el componente de habilidad del poker está sobrestimado y que si pierde se debe a la terrible mala suerte que le persigue como una maldita nube magnética. Se le puede identificar fácilmente por sus incesantes quejidos y su descontento cuando cualquier bote no se ciñe exactamente al plan. Igualará apuestas de forma terriblemente autodestructiva, porque cree que perder es inevitable, ya que está maldito en el poker. Alguna vez verás a este jugador en la mesa de blackjack o en la sala de apuestas deportivas y tendrá la misma mirada de descontento. Cuando llega la hora de explotarlo, evita farolear en los grandes botes, ya que estos rivales sufren gravemente de pérdidas de control debido a su implicación en los botes. Es más, trata de aislar a este jugador con un rango razonablemente fuerte, con el que puedas apostar por valor después del flop, y confórmate con pagar la ciega con manos como parejas bajas en los botes en los que participe.

El jugador social asustado

Algunos jugadores no están en las mesas para jugársela sino para pasar un rato jugando a las cartas sin asumir mucho riesgo. Este jugador suele ser hablador y será evidente que no está muy informado sobre el juego. Jugará un montón de manos, pero como jugaría en un bingo, intentando ver muchos flops y completar manos antes de realizar una inversión significativa. Sus amigos vendrán a verle desde la mesa de dados, demostrando curiosidad por "esa cosa del poker" y por ver cómo le va. Entrará con poco dinero y manejará sus cartas y fichas con la gracia de un chimpancé. Puede que esté un poco bebido, pero ¿quién puede culparle? Al fin y al cabo, está en el casino para divertirse. Este jugador será demasiado arriesgado en su rango, pero tímido. La mejor manera de ajustarnos a su juego es aislarlo a menudo con un rango amplio y lanzar una apuesta de continuación de forma frecuente cuando iguale. Este tipo va a limpear con AQo y a retirarse con cualquier flop que no complete una buena mano. El antídoto es sencillo de elaborar y aplicar, siempre que el resto de la mesa nos dé la libertad de hacerlo.

Conclusiones

Los oponentes aquí descritos están lejos de ser una lista exhaustiva de los tipos de jugadores que te encontrarás en el casino. Puede que sean los personajes más extremos que te puedas encontrar, y muchos jugadores encajarán en un punto intermedio. Un tipo de jugador, al final, concentra un espectro amplio, y es por eso que los estereotipos no son siempre precisos. Tu propia observación es igual de importante. Es tu tarea descubrir al chaval con capucha conservador y al señor mayor agresivo. Estos tipos de personas también existen.
¿Cuál es tu experiencia jugando en vivo?
¡Deja un comentario a continuación!

 

X Información sobre cookies

Hemos colocado cookies en su computadora para mejorar su experiencia en nuestro sitio web. Usted puede cambiar su configuración de cookies en cualquier momento. De otra manera, nosotrs asumiremos que usted está de acuerdo para continuar.