PokerStars - Página de Inicio
Introducción al Seven Card Stud

Mucho antes de que la variante Texas Hold'em iniciara su incontenible marcha triunfal en Estados Unidos y Europa, ya se jugaba poker en los casinos. La variante que se jugaba en esos tiempos era Seven Card Stud, ofrecida en las modalidades con límite, spread limit y en algunos casinos, incluso, como pot limit. Cuando a mediados de los noventa uno entraba a la sala de poker más grande de Las Vegas, el Hotel Mirage, encontraba por lo general una mezcla más o menos equilibrada. En casi la mitad de las mesas se jugaba Seven Card Stud, mientras que la otra mitad estaba ocupada con Texas Hold'em.Sin embargo, no había mesas para jugar No Limit Hold'em y el Omaha Pot Limit tampoco estaba incluido en el programa. En Estados Unidos se ofrecía casi únicamente la variante con límite.

Lamentablemente, la variante Seven Card Stud ha perdido terreno en la actualidad, pero siempre vale la pena conocer mejor el juego. En la mayoría de los casos, la solidez técnica media del juego en una mesa de Stud es bastante menor que en una ronda de Texas Hold'em. La edad media de sus jugadores es mucho más elevada y muchos de ellos ya están en pie de guerra con las tecnologías informáticas modernas, como Internet. Los jugadores han analizado los conceptos teóricos del juego únicamente de forma general y fundamentan frecuentemente sus jugadas de forma instintiva a partir de su experiencia. Uno encuentra en Seven Card Stud muchos "calling stations", es decir, un elevado porcentaje de jugadores pasivos que siguen jugando hasta la última carta, con manos que no tienen casi ninguna posibilidad. En los países de habla hispana se los conoce como jugadores pasivos.

Si se desea jugar al poker pensando en las ganancias, mi valor esperado será mejor cuanto peor sea el nivel estratégico de mis adversarios. Sólo por esto ya resulta enormemente lucrativo conocer la variante Seven Card Stud y aprender al menos los conocimientos básicos.

Si se considera que el poker es un juego de estrategia donde uno posee únicamente información parcial, esto también es válido en Seven Card Stud. Sin embargo, no existe ninguna otra variante de poker donde uno cuente con tanta información sobre la mano de un adversario como aquí. El juego demanda un elevado grado de concentración de los participantes en cada mano. Durante el desarrollo de cada juego tendrá la posibilidad de ver una considerable cantidad de cartas repartidas boca arriba, las cuales debería mantener en la mente mientras le sea posible. Esto no es solamente válido para las cartas que podría necesitar para mejorar mi propia mano, sino también para aquellas cartas que en un primer momento pudieran parecerme completamente sin importancia. Esto es porque dichas cartas podrían resultar ser clave para el adversario en el transcurso del juego y porque posteriormente podría ser decisivo saber si dicha carta ya está en juego para poder decidir si debo apostar, igualar o subir. Esto suena algo complicado y difícil de primeras, pero es sólo cuestión de práctica. Basta con que practique el recuento de cartas en casa diariamente durante media hora durante dos o tres semanas para lograr resultados realmente buenos. No obstante, también existen una serie de técnicas de memoria con las que podrá trabajar. Encontrará suficiente bibliografía al respecto en Internet y en Amazon.

Explicación de las reglas de Seven Card Stud

En la actualidad casi no se encuentran partidas de Stud con límite de bote, y menos aún juegos de spread limit. Por este motivo, en la explicación de las reglas nos referiremos únicamente a la versión con límite. Sólo en el capítulo final sobre "conceptos avanzados", abordaremos en detalle las otras dos modalidades. El juego es adecuado para jugar entre dos y ocho jugadores, aunque también puede jugarse con nueve personas en casos excepcionales. A diferencia de Texas Hold'em, aquí no hay ni ciegas ni botón o marcador. Para generar un bote, cada jugador debe aportar una cantidad obligatoria (el "ante") de forma previa al reparto de las primeras cartas.

La primera carta de la baraja la recibe siempre el jugador que está ubicado en el primer puesto a la izquierda del botón. A continuación se reparten dos cartas boca abajo a todos los participantes en el sentido de las aguas del reloj y luego una tercera carta boca arriba.

  • La primera ronda de apuestas:
Tras el reparto se realiza la primera apuesta, que es una apuesta forzosa (forced bet), es decir, una apuesta de inicio obligatoria del jugador que tiene la carta descubierta más baja. Esta apuesta forzosa es normalmente más baja que el límite inferior de la mesa (apuesta pequeña). Si varios jugadores tienen una carta del mismo valor, por ejemplo, un cuatro boca arriba, se decide por el palo. La pica es el palo más alto, seguido por el corazón. A continuación viene el diamante y el palo más bajo del poker que es el trébol. Sin embargo, los palos no juegan ningún rol en el cálculo de una mano ganadora, ¡tampoco en el Seven Card Stud! El jugador que se sienta justo a la izquierda del jugador que realizó la apuesta forzosa es ahora el siguiente. Este puede retirarse, igualar la cantidad obligatoria o subir hasta el menor de ambos límites. Si se decide por igualar (la apuesta forzosa), el siguiente jugador tiene de nuevo las mismas opciones. Si en el transcurso de la ronda de apuestas ya se ha subido, el siguiente jugador podría proceder a realizar una resubida, retirarse o igualar la apuesta pequeña. La cantidad de la resubida sólo puede realizarse en la cuantía establecida para el límite inferior. Para una mejor explicación, aquí tenemos un ejemplo: estamos jugando Limit Seven Card Stud 10$/20$. El ante asciende a 2$ y la apuesta forzosa también es de 2$. El jugador A tiene la carta boca arriba más baja . Él realiza la apuesta obligatoria por una cuantía de 2$. El jugador B, que está sentado a la izquierda de él, iguala los 2$. El jugador C sube a 10$ y con ello hace una apuesta completa. Si el jugador D quiere subir ahora, sólo puede hacerlo exactamente en 10$ hasta 20$.

Casi todas las versiones con límite se juegan con "cap". En Seven Card Stud se alcanza después de cuatro subidas. En nuestro ejemplo, por lo tanto, se puede subir hasta un máximo de 40$ y después ya no se pueden hacer más resubidas. Cuarta calle: cuando termina la ronda de apuestas, el repartidor da otra carta descubierta a los jugadores que aún siguen en juego. Esta carta es conocida como cuarta calle o «fourth street».
  • La segunda ronda de apuestas:

Al contrario de la ronda inicial, ahora tiene la primera palabra el jugador con la combinación más alta de cartas descubiertas. Aquí, una pareja ya formada tiene más valor que, por ejemplo, un as descubierto. En el caso de que uno de los jugadores tenga ya una pareja al descubierto, se aplica una regla especial: ahora cada jugador puede apostar la apuesta grande (o sea, el límite superior de la mesa) o subir en esa cantidad.
Si no hay una pareja, el jugador con la carta más alta puede pasar o apostar. Si quiere apostar, tiene que aportar el límite inferior, o sea, 10$ en nuestro ejemplo. Después de una apuesta, los jugadores que siguen a continuación pueden retirarse, igualar o subir. No obstante, en este caso también se aplica nuevamente el cap. Aquí hay nuevamente un máximo de tres subidas (pues la completa, o sea, la primera subida hasta la apuesta pequeña completa, ya no se puede dar en esta ronda de apuestas). Sin embargo, el procedimiento de cuándo se llega a un cap puede diferir de casino en casino. Por este motivo, hay que preguntar antes del juego cómo se procede en esta situación.
Si el jugador con la carta más alta no juega (es decir, pasa), es el turno del siguiente jugador en el sentido de las agujas del reloj. Quinta calle: a continuación se entrega otra carta descubierta a los jugadores que quedan en la partida, la quinta calle.

  • La tercera ronda de apuestas:
En esta ronda de apuestas se pasa a jugar con el límite superior, o sea 20$. Si un jugador quiere hacer una apuesta ahora, debe aportar exactamente 20$ y, en el caso de que un participante quiera subir, sólo puede hacerlo en otros 20$. Sexta calle: una vez concluida la ronda de apuestas, el repartidor da una cuarta carta descubierta, la sexta calle.
  • La cuarta ronda de apuestas:
La ronda de apuestas que sigue a continuación se desarrolla de la misma manera que con la quinta calle. Séptima calle: la última carta, la séptima del Seven Card Stud, se reparte tras la ronda de apuestas, pero ahora boca abajo. Esta carta es conocida como la séptima calle, pero muy a menudo también como «River», tal como en el Texas Hold'em.
  • La quinta ronda de apuestas:
A continuación se procede a la última ronda de apuestas en el límite superior. En cuanto ésta concluye se pasa al showdown. Para el showdown se consideran siempre las cinco mejores cartas de las siete cartas propias. Gana quien puede mostrar la mejor mano de poker. Al igual que en todas las otras modalidades de poker, el palo no tiene ningún valor en el showdown. Si, por ejemplo, dos o más jugadores tuvieran una escalera del mismo valor, el bote se repartiría entre el número de jugadores, sin tener en cuenta el palo. Al contrario que en Texas Hold'em, en el Seven Card Stud es posible que dos jugadores tengan el mismo color, aunque de palos distintos. El jugador A muestra en el showdown .
El jugador B muestra en el showdown . En este caso, el bote se repartirá sin tener en cuenta si la pica tiene más valor que el corazón.
Ahora ya conoce las reglas del Seven Card Stud. En los siguientes capítulos le explicaremos cómo se juega Stud en la práctica, cuáles son las manos iniciales buenas —o sea ganadoras—, cómo se juega en cada ronda de apuestas, cuándo se puede jugar con proyectos o cuándo es mejor que se olvide de ellos.

Tu opinión es de mucha importancia para nosotros, déjanos tu comentario para conocer tus impresiones sobre este artículo.

X Información sobre cookies

Hemos colocado cookies en su computadora para mejorar su experiencia en nuestro sitio web. Usted puede cambiar su configuración de cookies en cualquier momento. De otra manera, nosotrs asumiremos que usted está de acuerdo para continuar.