PokerStars - Página de Inicio
La Psicología de Retirarse
Todos sabemos que hacer retiradas (folds) disciplinadas cuando la evidencia apunta de esa manera es parte de un juego ganador exitoso. Ejecutar esas retiradas, sin embargo, es otra batalla por completo. Seamos sinceros; No importa cuán correcto o hábil sea el fold que hacemos, ¡casi nunca se siente bien! Acabamos de perder un pozo considerable, entonces, ¿cómo podríamos ser felices? En este artículo echamos un vistazo a cómo nuestra actitud hacia el fold afecta nuestro juego mental y qué podemos hacer para sentirnos mejor al respecto.

¿Por qué se siente mal retirarse?

El apego a los recursso es el culpable. No estamos programados para invertir tiempo, esfuerzo, energía o recursos en algo para no recuperar nada. Si colocaras tu dinero en una cuenta de ahorros y se te informara más tarde que el banco lo había perdido y no podía reembolsarlo, la reacción sería de furia e indignación; y con razón. Se supone que debemos aferrarnos a las cosas a las que hemos comprometido nuestros recursos. Desafortunadamente, en el poker, esto es lo contrario de lo que debemos hacer. Es muy frecuente que una mesa sea mala para nuestra mano y para el rango de nuestro oponente. A veces, un jugador ajustado se despierta y sube nuestra apuesta de valor de river. Un pasivo recreativo puede pagar nuestra apuesta del turn y nosotros nos llega un ladrillo y fallamos todos nuestros outs para hacer un color o una escalera. En casos como estos, renunciar al pozo es obligatorio, pero nunca es fácil. Lo que debemos recordar es que cuando experimentamos el fuerte deseo de evitar el botón de retirarse, esto no es más que un instinto (preservación de recursos) que va mal. Debemos entrenar nuestro cerebro para que funcione de manera diferente en el poker y aceptar que se debe invertir en muchos pozos y luego entregarlos. De lo contrario, nos convertimos en calling stations y perdemos una ventaja enorme: la de tirar buenas manos contra jugadores que no hacen faroles con la suficiente frecuencia.

Fuerza de voluntad y retirarse

Retirarse requiere músculo mental y determinación. Tenemos una reserva de fuerza de voluntad que se repone al descansar, pero durante una sesión particularmente mala, donde los oponentes parecen seguir despertando con acciones inusualmente fuertes contra nuestras manos de fuerza media, es posible que tengamos que retirarno mucho y esto nos hace "sangrar" fichas y fuerza de voluntad. Después de media hora de ser golpeada repetidamente, la fuerza de voluntad casi desaparece. El estudiante se encuentra en un lugar demasiado denso y, antes de darse cuenta, empiezan los temidos "malos calls". Entonces, ¿qué podemos hacer para asegurarnos de no terminar en esta situación? Hay algunas opciones:
  • Decidimos que si la sesión comienza terriblemente durante la primera media hora más o menos, simplemente tomamos un descanso y reponemos esa preciada reserva de fuerza de voluntad.
  • Nos recordamos a nosotros mismos que la varianza no tiene memoria ni patrón. El hecho de que los últimos tres oponentes tuvieran lo más alto de su rango no significa que este sea menos probable. A veces tenemos que hablar con nuestro cerebro lógico para que recupere el reinado del control y desplace al cerebro emocional que tan desesperadamente quiere pagar.
  • Recordamos el cuadro más grande. La mayoría de las sesiones no son así. Si podemos superar esto de una manera que limite los daños, habremos mejorado nuestro gráfico a largo plazo. Este pequeño downswing difícilmente será visible en 50k manos, a menos que sigamos entrando en "tilt" por eso.

Malas rachas y el EV de retirarse

No hace falta decir que cuanto más tiempo dure la mala racha, más difícil es acceder a nuestra fuerza de voluntad y continuar retirándonos frente a rangos fuertes. Lo que debemos recordar aquí es que el dinero que no se pierde es exactamente tan bueno como el dinero ganado. Imaginemos que abandonas la apuesta de $ 50 del rival en el river en un bote de $ 70 y tu verdadero equity es solo del 10% debido a que tu oponente no ha faroleado lo suficiente en esta situación. Tu EV (Expectd Value - Valor Esperado) para el fold es cero. El dinero que has invertido en este bote ya está perdido. Lo que importa es si puede recuperar algo pagando o si simplemente se puede perder más en promedio. El EV de pagar se puede calcular sumando cada resultado multiplicado por su frecuencia de ocurrencia. En este caso, debido a que gana solo el 10% del tiempo, se ve así: (120 x 0.1) + (-50 x 0.9) = 12 - 45 = - $ 33. Eso es $ 33 que acaba de ganar presionando el botón de retirarse, una ganancia enorme en términos de EV.
Cuando una mala racha persiste por un tiempo, puede parecer que nos estamos ahogando en la mala suerte y que nuestras posibilidades de éxito se han arruinado permanentemente. Esta es una ilusión provocada por la reacción exagerada a las emociones perturbadoras, que se generan por la pérdida constante durante un período prolongado de tiempo. Es normal sentirse de esta manera, pero es una ilusión.

Si amplía el gráfico a más de 100k manos, este tramo de 10k será una parte notable de él, pero la diferencia depende completamente de su reacción a la mala racha, y no de la mala racha en sí. Si eres un jugador ganador, entonces, cuanto menos reacciones a esta mala racha, más dinero ganarás en esas 100 mil manos. Si reaccionas terriblemente a este seguidilla de 10k, ¡incluso podrías llegar a un punto de equilibrio o perder con la muestra más grande!

Sentirse bien con el fold

Lo creas o no, tal cosa es posible. La idea aquí es entrenar a la mente subconsciente para aplicar emociones positivas o negativas a cosas que no se basan en su resultado monetario sino en su corrección. Sentirse orgulloso de hacer que cada una de sus sesiones sea tan impecable como su nivel de habilidad lo permita es fundamental para construir esta nueva perspectiva. Durante los momentos justo después de retirarse, siempre habrá cierto grado de incomodidad o arrepentimiento, pero debemos dejar pasar esta emoción. Cuando esta negatividad se disipe, hay espacio para reforzar positivamente el hacer un buen fold y ahora el cerebro puede liberar sustancias químicas positivas que eventualmente se reconocerán como causadas por esa buena retirada, lo que nos permitirá replicarlo en el futuro. Deja que pase la tormenta de los malos sentimientos antes de juzgar el fold que acabas de hacer. Cuando hago esto, casi siempre termino satisfecho con mi decisión. Si la evaluación se realiza justo después de haber perdido el pozo, solo construiremos una asociación negativa con el fold disciplinado y esto es algo que debemos evitar.

Resumen

  • Se supone que retirarse se sienta mal. Es parte de nuestra programación de la vida real, pero esto se puede anular con la práctica.
  • La fuerza de voluntad es finita, tomar descansos y no dejar que la varianza mala te perjudique.
  • Una mala racha nunca es tan mala como se siente a menos que nos neguemos a retirarnos debido a eso.
  • Podemos sentirnos bien con el fold si esperamos hasta que pase el arrepentimiento inicial de haber perdido el pozo.
¿Cuál fue la mano más dura que tuviste que tirar?
Deja un comentario debajo...

X Información sobre cookies

Hemos colocado cookies en su computadora para mejorar su experiencia en nuestro sitio web. Usted puede cambiar su configuración de cookies en cualquier momento. De otra manera, nosotrs asumiremos que usted está de acuerdo para continuar.