PokerStars - Página de Inicio
Presentamos Split Hold’em, el juego más novedoso de PokerStars
Hoy celebramos el lanzamiento del nuevo juego de PokerStars: Split Hold'em. Es un nombre que quizá hayas oído antes en los juegos a elección del crupier en casinos de todo el mundo, y ahora llega a PokerStars para que puedas jugarlo aquí.

Pero, ¿qué es el Split Hold'em y cómo se juega? El juego se basa en el Texas Hold'em, por lo que si conoces dicho juego (¿hay alguien que no lo conozca a estas alturas?) te resultará muy sencillo adentrarte sin más en el Split Hold'em. Antes del flop, el juego es idéntico al Texas Hold'em sin límite (NLHE por sus siglas en inglés). Cada jugador recibe dos cartas, se juega sin límite de apuesta, y se realizan las apuestas ciegas pequeña y grande habituales.

Es después del flop cuando la cosa cambia un poco. Se reparte la típica mesa con cinco cartas (flop, turn y river), y rigen las mismas reglas y clasificaciones de manos que en el NLHE. Pero en el Split Hold'em ¡se reparten dos mesas (series de cinco cartas comunitarias) a la vez! Esto significa que hay dos flops, dos turns y dos rivers. La mano se juega exactamente igual que en un juego de NLHE normal, pero con una diferencia importante: hay dos botes independientes en juego.



Los jugadores pueden ganar la primera o la segunda mesa cuando su mano supera a la de los rivales. Cada mesa vale la mitad del bote. Así pues, si el jugador A gana la mesa uno con escalera y el jugador B la mesa dos con color, se repartirán el dinero del bote. Se debe recordar otra regla fundamental: si un jugador tiene la mejor mano en ambas mesas, se lleva todo el bote. Un jugador también puede llevarse todo el bote si todos los demás jugadores se retiran. Obviamente, este debería ser el objetivo último de cualquier mano de Split Hold'em.

A continuación te ofrecemos algunos consejos rápidos para llevarte los botes de Split Hold'em como si fueran helados en mitad del verano…

Céntrate en llevarte todo

No se puede recalcar lo suficiente la importancia de intentar ganar ambos botes en lugar de uno solo. Obviamente, no siempre es posible, pero si se da la situación en que tus cartas de mano ligan bien con ambas mesas, debes jugar de forma muy agresiva. Un buen ejemplo de esto podría ser tener conectores del mismo palo que te den un proyecto de color en un flop y una pareja en el otro. En este caso, es probable que no tengas la mejor mano en ninguno aún, pero sí muchas posibilidades de mejorar en los turns y los rivers. Merece la pena jugar con agresividad para intentar que tus rivales se echen atrás; incluso si alguno te iguala, tendrás una buena oportunidad de ligar una buena mano y ganar una o ambas mesas.

¡No dejes que te quiten todo a ti!

Habrá situaciones en las que será imposible intentar llevarse ambos botes. No pasa nada. Un ejemplo habitual es si tienes As-Rey. En la primera mesa tienes la mejor pareja y el kicker más alto, mientras que en la segunda no tienes absolutamente nada.



En una situación como ésta, donde sólo luchas por ganar la mitad del bote, tienes que proceder con precaución. Si se forma un gran bote y te hacen all-in, hay bastantes probabilidades de que te enfrentes a un rival que aspire a ambos botes, lo que le da una enorme ventaja sobre ti. Al igual que tu objetivo principal debe ser centrarte en intentar llevarte ambos botes, también se aplica el caso inverso. Lo peor que puedes hacer es jugar demasiado fuerte una mano vulnerable que sólo puede aspirar a un bote. Estas manos son susceptibles de perder ambos, y eso es lo peor que puede pasarte en Split Hold'em.

El post-flop manda

En el NLHE estándar, tener dos cartas como ases de mano es una enorme ventaja sobre cualquier otra mano si se apuesta todo el dinero antes del flop. Con sólo cinco cartas por salir, los ases comenzarán siendo la mejor mano y lo seguirán siendo aproximadamente el 75 % de las veces una vez repartida la carta del river.

Estas enormes diferencias no son tan acusadas en el Split Hold'em. Al haber dos mesas en vez de una, se deben repartir 10 cartas comunitarias en lugar de cinco. Esto da a los rivales el doble de opciones de tener suerte y hacer que tus ases muerdan el polvo. No significa que no debas jugar de forma agresiva con parejas altas antes del flop, pero es importante ser consciente de que, estadísticamente, hay más riesgo de sufrir un bad beat en una o en ambas mesas una vez repartidas todas las cartas.

Ya puedes encontrar Split Hold'em con dinero ficticio y dinero real en la pestaña de partidas regulares del software de PokerStars. Buena suerte en las mesas. Sigue visitando PokerStars School para leer más consejos sobre estrategia de Split Hold'em en el futuro.

¿Has tenido ya la oportunidad de disfrutar del Split Hold'em? Deja un comentario a continuación y danos tu opinión sobre la última novedad en la oferta de PokerStars...



X Información sobre cookies

Hemos colocado cookies en su computadora para mejorar su experiencia en nuestro sitio web. Usted puede cambiar su configuración de cookies en cualquier momento. De otra manera, nosotrs asumiremos que usted está de acuerdo para continuar.