PokerStars - Página de Inicio
FLHE avanzado: Proyectos

Este artículo se ocupa del juego de los proyectos. Los proyectos de color y de escalera constituyen manos especialmente valiosas, pues en la mayoría de los casos tendremos la mejor mano si llegamos a completar el proyecto. Para sacar el máximo de provecho de estas manos se pueden utilizar distintos tipos de juego conforme a la situación concreta. Por consiguiente, a veces es correcto jugar el proyecto de forma pasiva, y en otras ocasiones hay que jugarlo de un modo agresivo.

Proyectos de color

Cuando tenemos varias cartas de un color, lograremos hacer un proyecto de color en el flop en 11% de los casos, el que puede llegar hasta el river en 35% de las ocasiones. Con semejante proyecto casi siempre obtendremos en el flop las odds adecuadas para seguir jugando.

Sin embargo, la forma de jugar el proyecto dependerá de la fuerza de nuestro proyecto, de la posición, de la composición de la mesa y del número y el estilo de juego de nuestros adversarios en la mano. Es decir, tal como ocurre frecuentemente en el poker, depende.

Para empezar nos ocuparemos de situaciones en las que tenemos un proyecto de color sin mucho valor y sin outs adicionales gracias a cartas superiores, parejas o proyectos de escalera.

 

Fortaleza del proyecto

  • Proyecto en la mejor mano posible: en un flop .
  • Proyecto de la que puede ser la mejor mano posible: en un flop .
  • Proyecto de color de fortaleza media: en un flop .
  • Proyectos dudosos: en un flop contra muchos contrincantes.
  • Cuando sólo usamos una de nuestras cartas de mano para el proyecto, sólo deberíamos tratar de concretar el proyecto si tenemos la oportunidad de tener uno de los dos mejores colores posibles. Este sería el caso de en un flop con , pero no el de en el mismo flop.

Posición

Cuando tenemos únicamente un proyecto de color, por regla general, queremos mantener la mayor cantidad posible de adversarios en la mano para mejorar de esta manera nuestras odds. Si no tenemos nada que proteger (cartas superiores, parejas, etc.), no podemos obtener ninguna ventaja sacando del bote a una parte de nuestros contrincantes. Así que si estamos en posición prematura, la mayoría de las veces deberíamos pasar en estas manos, pues si apostáramos, podríamos provocar la retirada de algunos jugadores. Peor sería si apostamos y un jugador sube después de nosotros, pues entonces es muy probable que los adversarios restantes se retiren. Y esto no es lo que queremos cuando tenemos una mano especulativa. Siempre que juguemos contra varios adversarios, también podemos subir en posición por valor. Véase el apartado «subida por valor».

También puede ser acertado subir sólo contra uno o dos adversarios en el flop y en posición para conseguir así una carta gratis en el turn. En una posición retrasada, por lo tanto, tenemos claramente más opciones de ajustar nuestro juego contra los adversarios.

Si junto a las outs del proyecto de color tenemos otras posibilidades de mejorar nuestra mano, el proyecto será consecuentemente más fuerte. Con en una mesa podríamos tener, además de las nueve outs para el color, hasta seis outs adicionales para las cartas superiores. Los mejores proyectos son, por lo tanto, los proyectos de color y escalera abierta con cartas superiores. Por ejemplo en el flop tiene hasta 21 outs (nueve corazones, seis cartas para la escalera, además de tres Reyes y tres Damas). Puesto que con 14 outs en el flop ya somos favoritos para conseguir la mejor mano hasta llegar al river (regla general (14 x 4) - 1 = 55%), rápidamente queda claro lo fuertes que son estos proyectos combinados.

Por este motivo, con estos proyectos fuertes deberíamos tratar de atraer la mayor cantidad de dinero posible al bote, es decir, jugar con agresividad en el flop y apostar o subir en la mayoría de los casos. Una excepción a lo dicho sería cuando un juego agresivo de nuestra parte pudiese ahuyentar a muchos jugadores de la partida cuando el bote todavía es pequeño. Este peligro será por el contrario mucho menor cuando el bote ya es grande.

En algunos casos puede ser una ventaja sacar al adversario del bote. Por ejemplo, cuando queremos proteger nuestras cartas superiores o deseamos deshacernos de los adversarios que también tienen un proyecto. Sin embargo, esto es mucho menos importante en los proyectos fuertes que en los débiles.

 

Proyectos de escalera

Los proyectos de escalera también constituyen por lo general manos fuertes con las que a menudo se va hasta el river. Esto se aplica especialmente a los proyectos de escalera abierta (OESD por sus siglas en inglés) generados con nuestra dos cartas propias. Es decir, manos como en un flop con . Aquí tenemos ocho outs y el proyecto llega al river en aproximadamente el 32% de las ocasiones.

Los proyectos de escalera han de tratarse de una forma un tanto diferente a los proyectos de color. En este caso tenemos menos outs (sólo ocho en comparación con las nueve de un proyecto de color) y en el caso de lograr hacer la mano, tenemos una mano más floja. En consecuencia, una escalera es derrotada por un color y la mano puede ser contrarrestada más fácilmente que un color por cartas desafortunadas del turn y/o del river. La carta del turn trae, por ejemplo, la carta para un proyecto de color o una de nuestras cartas de mano, con las que el valor de nuestra mano varía considerablemente, pues ahora el adversario puede hacer un proyecto para una escalera que sea mejor.

  • Veámoslo de nuevo en el ejemplo anterior:
    Tenemos en un flop con . Si ahora la carta del
    turn es , tendremos una pareja, pero seguimos estando detrás frente a y ahora debemos temer (que ya tendrían una escalera terminada). Aquí eventualmente también podemos estar contra un proyecto de color y podemos incluso perder con dobles parejas si en el river sale y nuestro adversario tiene .

Una ventaja frente a los proyectos de color es que el proyecto de escalera es menos obvio y se pueden ganar apuestas adicionales con más facilidad. Los proyectos de escalera fuertes, especialmente las OESD en flops con cartas de diferentes palos con ocho o más outs con otros proyectos adicionales, se pueden jugar normalmente de la misma forma que los proyectos de color y aplicando los mismos principios.

La situación es diferente en el caso de los proyectos de escalera más flojos, como por ejemplo con proyectos de escalera interna (si tenemos por ejemplo y en el flop hay ) o las OESD, en las que se usa sólo una de nuestras cartas (tenemos por ejemplo y el flop es ). En el caso de los proyectos de escalera interna, tenemos cuatro outs y la mayor parte de las veces obtenemos las odds correctas para poder ver el turn únicamente contra muchos adversarios y en botes que han subido antes del flop. Según el tipo de proyecto de escalera interna podemos obtener, sin embargo, buenas odds implícitas, pues una mano como en una mesa con es difícil que sea percibida por el adversario. Por el contrario, manos como en un flop con tienen muchas menos odds implícitas. Aquí la escalera es mucho más clara cuando aparece una o un .

Las OESD realizadas sólo con una de nuestras cartas deben jugarse la mayor parte de las veces únicamente cuando tenemos la parte superior de la escalera. En un flop con son mucho más fuertes los proyectos con que los proyectos con . Normalmente, todos los demás tipos de proyectos de escalera apenas se pueden jugar en flops monótonos. Esto se aplica especialmente cuando hay muchos adversarios.

 

Otros proyectos

Además de los proyectos de color y de OESD hay otros proyectos que también se pueden jugar en la situación adecuada. Entre estos se cuentan las cartas superiores y las combinaciones de parejas pequeñas con el potencial adicional de la mano. Un buen ejemplo es en un flop . Aquí lo que vale es contar bien las outs y jugar las odds correspondientes. Véase al respecto el apartado: «Contar las outs».

A menudo puede ser importante observar la carta del turn con proyectos backdoor, especialmente cuando el bote es bastante grande y la carta del turn es a su vez favorable. Un proyecto backdoor vale por si sólo 1,5 outs, por lo tanto, es lo bastante raro como para poder seguir jugando la mano. Si nuestra mano tiene otras posibilidades adicionales, como una carta superior, entonces un proyecto backdoor puede aportar el valor suficiente como para poder igualar una apuesta en el flop.

 

Subir por valor

Si en el flop tenemos un simple proyecto de color, éste llegará hasta el river en aprox. el 35% de los casos. Nuestra probabilidad en el bote es, por tanto, también de 35%, siempre y cuando ganemos cada vez que nos lleguen nuestros proyectos. Nuestra equity baja si jugamos en flops con parejas o si jugamos contra tríos o manos con dobles parejas. Por lo tanto, si ahora jugamos contra dos adversarios y sabemos que nuestro proyecto se concretará en aproximadamente un tercio de las ocasiones, da «igual» si igualamos o subimos. La condición para esto es que ambos adversarios sigan nuestras apuestas y que nuestras apuestas no influyan en sus decisiones de retirar la mano en el turn o en el river.

  • Ejemplo:
    En el botón subimos con . Las dos ciegas igualan. El flop es y nos trae el mejor proyecto de color posible. La CP apuesta y la CG iguala. Suponemos que ambos adversarios tienen una mano como y que siempre irán hasta el showdown. En esta situación, si igualamos o subimos no influirá en el valor esperado de la mano. Esto es así porque nos pertenece un tercio de cada apuesta que va al bote en el flop y contra dos adversarios pagamos exactamente ese tercio. Además, en promedio también ganamos ese tercio del dinero que ya está en el bote.

También cuando jugamos contra tres o más adversarios, tenemos la misma probabilidad de que nuestra mano llegue hasta el river: 35%. Sin embargo, no podemos pagar más del 33% del bote, sino que sólo un cuarto (25%) contra tres adversarios, un quinto (20%) contra cuatro y así sucesivamente. Por lo tanto, así pagamos menos al bote de lo que nos corresponde por la equity. En esas situaciones, por lo tanto, se incrementa nuestro valor esperado cuanto más dinero tengamos en el bote en el flop.

Cartas gratuitas

El jugador que apuesta o que sube demuestra fortaleza, por lo que a menudo se pasa frente al jugador que ha subido en la ronda anterior, bien sea para hacerle un check raise o porque se tiene miedo de la fortaleza mostrada.

En estas circunstancias, muchas veces podemos sacar ventaja cuando subimos en el flop en posición y después también pasamos en el turn, cuando todos pasan ante nosotros. Si tenemos un proyecto en el flop, con el que queremos ver tanto la carta del turn como la del river, normalmente nos costará tres apuestas pequeñas: una en el flop y dos (= una apuesta grande) en el turn. Esto, por supuesto, siempre en caso de que sólo tengamos que igualar una apuesta única.

  • Ejemplo:
    Un jugador en posición adelantada iguala, nosotros le acompañamos con en posición retrasada. La ciega grande pasa. En un flop apuesta la ciega grande y el jugador ubicado en posición prematura iguala, por lo que creemos que ambos jugadores tienen una mano que puede ser una pareja de reyes o de damas, que no se retirarán ni volverán a subir. Nosotros tenemos una OESD y en el bote hay 5,5 apuestas pequeñas y podemos igualar. Otra opción aquí es subir y ver así la carta del river por sólo dos apuestas pequeñas y ahorrarnos una apuesta pequeña si nuestro proyecto no se concreta en el turn.

Esta forma de jugar funciona muy bien contra adversarios pasivos que pasan con casi todas las manos después de que hayan subido su apuesta. Contra tales adversarios podemos intentar casi siempre jugar para obtener una carta gratuita, si tenemos un proyecto con el que podemos ver una carta de forma provechosa a cambio de una apuesta pequeña. Cuando es rentable ver una carta a cambio de una apuesta pequeña, también resulta rentable casi siempre ver dos cartas a cambio de dos apuestas pequeñas.

Si el jugador que ha apostado antes que nosotros es de los muy agresivos, entonces hay que usar el juego gratuito con más cuidado. En esta situación hay mayor riesgo de que en lugar de dos o tres apuestas pequeñas, tengamos que pagar cuatro en caso de que el adversario vuelva a subir y también apueste en el turn. Esta forma de jugar debe aplicarse, por lo tanto, únicamente contra adversarios agresivos cuando una nueva subida no nos pueda dañar demasiado, es decir, si tenemos un proyecto fuerte.

También hay situaciones en las que es aconsejable no utilizar la posibilidad de una carta gratuita. Este es el caso, sobre todo, cuando vemos la posibilidad de ganar el bote con una apuesta en el turn. Sin embargo, esto sólo funciona contra algunos contados adversarios de quienes podemos suponer que tienen manos flojas. Por lo tanto, siempre hay que sopesar entre las ventajas de los proyectos gratuitos y la fold equity generada a través de la fortaleza que hemos mostrado.

 

Contar las outs

Cuando se juega con proyectos de todo tipo, lo más difícil es contar bien nuestras outs. Este tema ya lo hemos tratado especialmente con el artículo y el vídeo «Odds, outs y probabilidades». A menudo hay outs adicionales a las outs evidentes para la mejor mano posible, con las cuales podemos ganar la mano.

  • Ejemplos:
    Una mano como en un flop de puede tener muchas o pocas outs, según sea la mano del contrincante. El adversario tiene en el peor caso y, aparte de tres reyes y tres ochos, no tenemos ninguna posibilidad de ganar. Sin embargo, si el adversario sólo ha ligado una pareja de nueves con sus cartas propias , nos ayudan, aparte de las ocho outs para la escalera, también las damas y los dieces. Así que tenemos 14 outs en total.
    en un flop de tiene entre cero (si el adversario tiene un ocho o algo mejor) y nueve outs
    (si el adversario tiene una pareja más baja que ).

En estos ejemplos queda claro que la cantidad de outs que tengamos depende bastante de la mano de nuestro adversario. Por lo tanto, en nuestra cuenta además de nuestra propia mano y la mesa, siempre debemos de contar con las posibles manos del contrincante. Esto es especialmente importante para los proyectos de manos menos fuertes como los de cartas superiores.

Tu opinión es de mucha importancia para nosotros, déjanos tu comentario para conocer tus impresiones sobre este artículo.

X Información sobre cookies

Hemos colocado cookies en su computadora para mejorar su experiencia en nuestro sitio web. Usted puede cambiar su configuración de cookies en cualquier momento. De otra manera, nosotrs asumiremos que usted está de acuerdo para continuar.