PokerStars - Página de Inicio
El juego tras el flop

Al igual que en Texas Hold'em, el flop es el primer momento en el cual se puede hacer una mano de poker completa, así como reconocer cómo de fuerte es en realidad. Debido a la particularidad de que al comienzo del juego se parte con cuatro cartas en la mano, en lugar de dos, en el flop ya se pueden formar seis manos diferentes (a diferencia de una mano única en Texas Hold'em).·


Ejemplo:

Tenemos Con estas cartas podemos crear seis combinaciones de manos iniciales diferentes, las que a su vez nos conducirán a seis manos posibles diferentes durante el flop:

Por lo tanto, si encontramos un flop favorable podemos haber obtenido manos hechas, proyectos o una combinación de ambos. Sin embargo, un flop desfavorable también puede desvalorizar rápidamente a la mejor mano inicial. En nuestro ejemplo, un flop con sería tan peligroso que tendríamos que retirarnos ante las jugadas del adversario. Por este motivo, muchos jugadores, con manos medianamente fuertes o buenos proyectos, procuran mantener el bote pequeño antes del flop y luego comenzar la acción en caso de que les sea favorable.

El flop contiene, además, importante información sobre cuántos outs pueden mejorar la propia mano o, por el contrario, fortalecer la del adversario. Conforme a esta información debemos seleccionar nuestras acciones de forma óptima.

Omaha es un juego de flop

La selección correcta de la mano inicial antes del flop y la estrategia acertada para jugar durante el flop son factores clave para jugar PL-Omaha de forma rentable. Las decisiones que se toman en el turn y en el river tienen un papel más bien secundario, considerando que, precisamente, hay ya uno o dos jugadores all-in, o por lo menos comprometidos con el bote, a causa de las acciones realizadas en el flop.

Los botes promedio de Pot Limit Omaha son muy grandes. Esto tiene su origen en las numerosas posibilidades de combinación que se generan con cuatro cartas en la mano. La posibilidad de conectar proyectos es mucho mayor en el flop. Esto, a su vez, induce a muchos jugadores a pagar para la próxima carta, independientemente del tamaño de la apuesta (y, en parte, también de las pot odds).

Sin embargo, en ningún caso se deberían subestimar los proyectos. En Omaha hay frecuentemente proyectos que tienen una mayor probabilidad de victoria que una mano hecha en ese momento.

En la mayoría de los casos, el flop es el momento en el que se debe decidir si uno desea jugar su mano hasta el final y cómo lo hará.

Tamaños de la apuesta

En Pot Limit Omaha debemos esconder también nuestra mano, para que ésta no pueda ser interpretada fácilmente. Por este motivo, solo en contadas ocasiones deberíamos modificar el tamaño de la apuesta/subida.

· La instrucción habitual debería ser una «pot bet», esto es, apostar el bote.

Si siempre jugamos la mano de la misma manera, el adversario no obtiene ninguna información sobre la mano contra la que está jugando. Esto, ciertamente, conduce a una elevada fluctuación del stack propio, por lo que es necesario tener buenos nervios. También se puede fijar la apuesta estándar en una cantidad algo más baja. Lo único importante es jugar generalmente manos hechas, proyectos y faroles de una forma similar a fin de hacer que nuestro juego sea difícil de interpretar. Considerando que, evidentemente, hay que cuidar las buenas manos con una apuesta que en lo posible sea elevada. El tamaño del bote representa una buena apuesta estándar.

Estrategia general

Una estrategia básica de PLO dice: juega siempre de forma agresiva con mano y en algunas ocasiones sin mano. Por lo tanto, si tenemos una mano fuerte, deberíamos presionar a nuestros adversarios y apostar el bote. El slow play es una opción válida en muy contadas ocasiones. No obstante, de vez en cuando también deberíamos demostrar fuerza con un farol. Esto cumple varios objetivos:

1. Tenemos que proteger nuestras manos hechas y encarecer los proyectos del adversario tanto como sea posible. La mejor manera de lograrlo es mediante las apuestas máximas. Por supuesto, de vez en cuando perderemos contra un proyecto, pero las matemáticas exigen que como favoritos juguemos siempre por el bote completo.

2. Con manos hechas débiles necesitamos fold equity. En Pot Limit Omaha, como ya hemos mencionado, hay un gran número de posibles proyectos en la mayoría de los casos. Si hemos encontrado una mano hecha débil (por ej. una escalera con las cartas en mano y un flop con ), entonces queremos incitar a que se retiren los adversarios con un proyecto para una mejor mano (por ej. ). Esto es particularmente importante cuando en el flop hay todavía varios adversarios activos.

3. Los proyectos muy buenos hay que jugarlos como semi-faroles/apuestas por valor rentables. Con un proyecto muy bueno (por ej. 17 outs) somos favoritos en el flop con casi el 60%. Por lo tanto, no nos enfadamos con un adversario si éste iguala nuestra apuesta. Sin embargo, si éste se retira, el bote es nuestro 100% carente de riesgo. Si estamos jugando por un bote contra muchos adversarios desearemos reducir su número, ya que eso aumentará nuestras probabilidades de victoria. Pero para el engaño también es necesario el semi-farol y, a la larga, probablemente también nos pagarán más frecuentemente por nuestras manos hechas. Los proyectos más débiles se juegan de vez en cuando como un semi-farol.

4. Las manos débiles todavía pueden ganar eventualmente con un farol. Aquí, no obstante, tenemos que hacer depender fuertemente el farol de la situación que existe en la mesa. Un farol desafortunado en Pot Limit Omaha puede encarecerse rápidamente.

En Pot Limit Omaha solo hay lugar para jugar de manera lenta en muy contadas ocasiones. Únicamente el mejor color, un poker, una escalera de color o una escalera real son aptos para realizar slow play en determinadas circunstancias. Todas las demás manos no. Demasiado a menudo jugamos contra proyectos fuertes y no es raro que el turn o el river sea la ruina de algunos.

· Ejemplo:

Tenemos .

El flop ofrece: .

Hemos hecho un full en el flop. Sin embargo, el problema es que, en primer lugar, no es la mejor mano posible (un jugador con o ya nos puede derrotar) y, en segundo lugar, corremos el peligro de que en el turn o en el river fracase nuestro proyecto si un adversario tiene un .

Si, por ejemplo, pasamos y en el turn aparece la y nuestro adversario apuesta repentinamente, entonces estamos frente a una decisión muy difícil, ya que ahora aparte de y también nos pueden derrotar , y . Por lo tanto, tenemos que apostar fuertemente en el mismo flop para reducir el campo de juego o recibir más información sobre la fortaleza de las manos enemigas. ¡Debemos proteger un full débil, pues aún seguimos siendo favoritos!

En este caso, una «apuesta de prueba» no nos ayuda en nada, sino que únicamente le da un proyecto barato a nuestro adversario.

Pero repasemos las categorías de manos hechas una por una:

Manos hechas

Las manos hechas son también manos fuertes en Pot Limit Omaha. A pesar de esto, hay algunas manos hechas que habría que tirar en caso de resistencia y de la situación del flop.

Doble pareja

La doble pareja constituye el tope más bajo de las manos hechas en Omaha. A menudo se queda atrás en el showdown porque el turn o el river le traen al adversario una escalera, un color u otra mano mejor. Incluso, no es raro que la doble pareja ya esté por detrás en el flop frente a un trío, una escalera o simplemente a dos parejas más altas. A pesar de esto, aún habría que diferenciar entre Top Two y Bottom Two Pair.

Mientras que la doble pareja más alta (top two pair) sin posibilidades de proyecto de escalera o de color constituye una mano hecha fuerte en el flop, y en consecuencia debería hacerse una apuesta por el bote, es recomendable que juguemos una doble pareja inferior (bottom two pair) como un proyecto de mano (débil). Sin embargo, si el flop hace posible la formación de una escalera o un color, se recomienda renunciar a la mano para no proporcionar ninguna carta gratuita. Con mucha frecuencia nos faltan aún cuatro outs para mejorar la mano a un full, pero, incluso, en este caso podríamos todavía perder contra un full más alto (debido a que, por ejemplo, un adversario ya podría haber encontrado el trío con la tercera carta del flop).

  • Ejemplo 1: un buen flop para una doble pareja

Tenemos . Subimos antes del flop y dos jugadores nos han igualado.

El flop trae: .

Este flop es bastante seguro, ya que presumiblemente ningún jugador ha igualado nuestra subida antes del flop con un . Sin embargo, si la acción se calienta demasiado, podríamos pensar que uno de los jugadores tiene efectivamente un o también , y nuestro retiro no sería una mala opción.

  • Ejemplo 2: un flop aceptable para una doble pareja

Tenemos . Un jugador había subido, tres jugadores antes de nosotros habían igualado y nosotros también hemos igualado.

El flop viene como .

Considerando que en este ejemplo tenemos una pareja doble más o menos segura (por lo que suponemos en primer lugar que ningún otro jugador juega o ), supuestamente aún tenemos la mejor mano del momento. Solamente es una opción peligrosa. Contra una mano así, en este momento estaríamos por detrás con un 28,17% contra un 71,83%.

Considerando que no hay proyectos mejores que un proyecto de escalera abierta (OESD en inglés), que es el que nosotros mismos tenemos, aquí también podemos apostar alto contra varios adversarios.

En realidad, aquí solo podemos esperar una nueva subida de una mano como
. De acuerdo con la cuantía de la nueva subida, debemos decidir si el OESD aún vale la pena (precisamente ante la posibilidad de la eventual transformación del proyecto del adversario a un full), o si mejor renunciamos a la mano. Si lográsemos completar nuestra escalera en el turn, estaríamos como favoritos 80% a 20%, o 60% a 40%, en el caso de que nuestro adversario recibiera adicionalmente un proyecto de color.

  • Ejemplo 3: un flop malo para una doble pareja

Tenemos . Tres jugadores igualan. Nosotros estamos en la ciega grande y pasamos.

El flop viene como .

En esta situación normalmente ya hemos sido derrotados por una escalera o un color. Precisamente, las tres cartas del mismo palo de la mesa completan el color de, al menos, un jugador en la mayoría de los casos. Aquí solo podemos esperar que sigan pasando hasta el showdown, o que podamos mejorar a un full con una carta gratis en el turn, puesto que en realidad ya no podemos igualar ninguna apuesta.

Trips y sets

Los trips y los sets constituyen la mano hecha que sigue a continuación. Mientras que los trips son más evidentes y también más difíciles de jugar (especialmente cuando la tercera carta del flop tiene un valor alto), los sets son más difíciles de detectar. A pesar de ello, no es raro que varios jugadores flopeen un set en la misma mano. Por lo tanto, si nos encontramos un set y alguien sube nuestra apuesta por el bote al máximo, debemos evaluar, de acuerdo con la situación de la mesa y el perfil del adversario, si puede estar jugando un proyecto de forma agresiva o si ya tiene la mejor mano.

Si el flop permite algunos proyectos y estamos relativamente seguros de que el adversario volverá a subir en caso de que tenga un buen proyecto, podemos seguir jugando la mano. Igualaremos (si fuera posible un proyecto de escalera o de color) o, incluso, subiremos solo si vemos un proyecto a la vista.

Con trips o set debemos abrir el bote en cualquier situación, si es que nadie ha subido antes de nosotros. No podemos permitirnos regalar ninguna carta gratis a los proyectos y, además, debemos averiguar hasta qué punto es buena es nuestra propia mano. Si alguien está jugando check-raise, estamos sobre aviso y podemos incluir esta información en nuestras próximas decisiones.

No obstante, con un top set normalmente somos favoritos, aún en flops mojados que resulten peligrosos.

  • Ejemplo:

Tenemos .

El flop viene como .

Nuestro set aún es favorito con un 59%, incluso contra un adversario con OESD y proyecto de color. Por lo tanto, deberíamos seguir jugando de forma agresiva y, si es posible, apostar o volver a subir.

Si en el turn se completa un proyecto, podemos pensar si jugamos check-call o check-behind (dependiendo de si estamos en posición o si estamos fuera de posición). Deberíamos evitar jugar check/raise o subir en posición, ya que si ahora estamos por detrás, tenemos sólo un 25% de probabilidad de completar un full. En este caso hay que ponderar si las odds y las odds impícitas justifican el call. Asimismo, también debemos considerar si el adversario tiene un set más bajo o está jugando un proyecto que aún no se ha completado.

Otros ejemplos:

  • Ejemplo 1: un buen flop para trips

Tenemos y completamos la ciega pequeña después de que un jugador haya igualado en UTG. La ciega grande pasa.

El flop muestra: .

El flop nos trae trips y, adicionalmente, dos backdoor a proyectos de color, además de un proyecto de escalera interna. Frente a estamos ciertamente por detrás con casi un 94% a 6% (debido a que solo nos ayuda el runner-runner o el último diez), pero tenemos como mínimo un 74% de probabilidad de victoria contra cualquier OESD. Por lo tanto, deberíamos apostar, subir o volver a subir conforme al máximo posible. Por supuesto que de vez en cuando también ocurrirá que un adversario tenga , pero incluso en ese caso todavía tenemos seis outs (los reyes y los ases). Por lo tanto, no tengas miedo de poner todas las fichas en el centro.

  • Ejemplo 2: un flop malo para trips

Tenemos en ciega grande y tres jugadores igualan, incluido la ciega pequeña. Nosotros pasamos y vemos el flop.

El flop descubre: .

Si bien el flop nos trae trips, también da cabida a un proyecto de color. Adicionalmente habrá muchos proyectos de escalera y tenemos exactamente diez outs para mejorar nuestra mano a un full o a un poker. Si suponemos que jugamos contra dos jugadores con un proyecto de escalera y un proyecto de color ( y ), entonces ya tenemos una probabilidad de victoria de sólo un 31,78%. Agreguemos ahora otro jugador con doble pareja en la mano () y nuestra probabilidad de victoria baja a un 17,91%, con la que estamos claramente por detrás. La situación se vuelve más crítica cuando un adversario también tiene un nueve, pues nuestros kickers son muy malos.

  • Ejemplo 3: un buen flop para un set

Tenemos en UTG+1 y subimos el bote; el botón y la ciega grande igualan.

El flop es .

Difícilmente podríamos encontrar un mejor flop para nuestra mano (aparte de un full y una escalera de color). A pesar de esto, aquí deberíamos hacer un slow play en contadas ocasiones. En esta situación, a menudo nos llevaremos el bote al apostar. No obstante, si sabemos que nuestros adversarios son pasivos, casi ninguno de ellos subirá cuando nosotros pasemos. Por este motivo queda descartado el check raise. Si nuestros adversarios son agresivos, nos igualarán con algunas manos que en el turn pudieran transformarse en hermosas manos hechas o proyectos. Los jugadores pasivos renunciarán al bote, ya que apostarán a que tenemos ases debido a nuestra subida antes del flop. Por el contrario, los jugadores agresivos podrían suponernos muchas manos y creer que estamos utilizando el as para ocultar un set. Tales jugadores podrían seguir igualando con una pareja > 9 o incluso subir!

  • Ejemplo 4: un flop malo para un set

Tenemos en posición intermedia y somos los terceros en subirnos a por el bote. El botón, la ciega pequeña y la ciega grande también participan y vamos al flop contra cinco jugadores.

El flop muestra: .

Enfrentándonos a cinco jugadores y con una textura catastrófica, es casi imposible que podamos jugar este flop. Si bien es cierto que hemos ligado un set, es sólo un trío menor, es decir, lo formamos con la carta más baja de la mesa. Esto puede significar, por una parte, que ya estamos por detrás, y, por la otra, que este flop aparte de una escalera (), también de cabida a un proyecto de escalera y de color o a mejores proyectos de full (, , ). Incluso contra cinco manos al azar, tenemos una probabilidad de victoria del 21%. Seguramente, aún podríamos igualar apuestas pequeñas, pero por lo demás este bote ya no debería ver ninguna ficha nuestra más. Considerando que nos enfrentamos a cinco adversarios, estamos jugando contra un máximo de 30 manos iniciales. Con esta mano, obviamente, estaría anunciada la agresión en el caso de que jugáramos contra un adversario único.

Escalera

Una escalera hecha en el flop también es una mano fuerte. Lamentablemente pierde muy a menudo cuando un adversario con un set o una doble pareja completa su full, o cuando el river trae la tercera carta del mismo palo y con ello el color para algún jugador.

La forma de jugar una escalera hecha en el flop depende nuevamente de la textura del flop y del número de adversarios. Mientras más jugadores se tengan enfrente, menor será la probabilidad de que gane la escalera. Por lo tanto, en el caso de un bote disputado entre muchos jugadores, deberíamos utilizar nuestras fichas con discreción y mantener el bote reducido.

Si uno tiene la mejor escalera posible en un bote disputado solo con uno o dos adversarios, la acción está servida. Aquí debemos defender nuestra mano, pero también estar dispuestos a tirarla en caso de que se forme pareja en la mesa o esta de cabida a un color, y la acción de un adversario se mantenga constante o, ahora, incluso se acentúe. La escalera que no sea la mejor posible se debe jugar de forma muy cuidadosa. Muy a menudo se pierde no solo contra los sospechosos habituales (color, full, etc.), sino también contra una escalera más alta.

  • Ejemplo 1: un flop bueno para una escalera

Tenemos en cut-off y abrimos el bote con una apuesta de bote. El botón y la ciega grande igualan.

El flop es: .

Este flop es excelente para nosotros. Nuestra mano está bien oculta debido a la subida que hicimos antes del flop. La mesa tiene cartas de palos diferentes (rainbow) y todavía tenemos, adicionalmente, las cartas para no tener que tirar nuestra escalera frente a una escalera mejor, porque contamos con proyectos a todas esas escaleras de mayor valor. Nuestra probabilidad de victoria con esta mano se ubica en un imponente 65,17%, aún frente a un set, doble pareja, una pareja superior y dos backdoor a proyectos de color. ¡Una situación perfecta en Pot Limit Omaha!

  • Ejemplo 2: un flop malo para una escalera

La misma situación descrita anteriormente, tenemos aunque está vez solo hemos igualado y así jugamos contra el botón, la ciega pequeña y la ciega grande.

El flop ofrece: .

Esta vez la situación no pinta tan bien. Si bien es cierto que, de momento, también tenemos la mejor escalera posible, ahora hay un montón de proyectos y nuestra escalera podría ser derrotada por una escalera más alta. Nuestra probabilidad de victoria frente a un set, un proyecto de color y un proyecto de escalera se ubica ahora solamente en un 24,92%. En esta situación deberíamos actuar de forma muy cuidadosa y, si nos viéramos obligados, renunciar al bote.

Color

Un Color será derrotado con mucha menos frecuencia que una escalera en un showdown. Es por esto que también es una jugada muy rentable en Pot Limit Omaha.

Si tenemos el mejor color posible, y en la mesa no hay ninguna carta doblada, ganaremos el100% de las veces. Lamentablemente, el color es bastante evidente y precisamente cuando el flop es del mismo palo, nuestros rivales abandonarán muchas veces cuando apostemos por el bote. A pesar de esto, deberíamos apostar o subir de todas maneras, ya que los jugadores que tienen un set o una doble pareja todavía tienen outs y deberían pagarlos caros. Por lo tanto, hay que seguir jugando de forma directa y apostar/subir por el máximo del bote.

Si no tenemos el mejor color posible, nuevamente dependerá del número de adversarios y de su forma de juego. Si recibimos mucha resistencia, deberíamos abandonar la mano e, incluso si tuviéramos el segundo mejor color posible, todavía deberíamos pensar si vale la pena igualar contra este adversario. Un color es derrotado con mucha frecuencia por otro color más alto. También el color al rey pierde con bastante frecuencia. Seguir igualando las subidas simples puede ser lo correcto.

  • Ejemplo 1: un buen flop para un color

Tenemos en ciega grande y vemos el flop a cuatro, debido a que dos jugadores lo ven.

El flop es: .

El flop nos viene como anillo al dedo. Tenemos el mejor color posible y tampoco tenemos que temer una escalera de color, ya que tenemos el y la bloqueamos. Nosotros tampoco podemos formar ninguna escalera de color, ya que debemos usar dos cartas de nuestra mano. Normalmente no nos pagarán una gran cantidad con un color hecho en el flop. Sin embargo, puede pasar que el segundo mejor color posible, en este ejemplo, digamos , siga igualando, debido a que adicionalmente podría obtener una escalera de color. La verdadera acción debemos esperarla de adversarios que tienen un set y/o doble pareja. Si con el turn se forma pareja en la mesa, tenemos que actuar con más cuidado, ya que no tenemos ningún otro proyecto mejor. A pesar de esto, no podemos proporcionar ninguna carta gratuita y debemos apostar o subir.

  • Ejemplo 2: un flop malo para un color

Tenemos la misma mano :Ac y nuevamente llegamos al flop de a cuatro.

El flop ofrece: .

Si bien es cierto que aquí hemos ligado un color en el flop, éste no es el mejor color posible. Cualquier mano que tenga dos cartas de corazones podrá derrotarnos. Uno puede, y debería apostar, en este flop cuando es el primero que debe/puede entrar en acción. Sin embargo, se debe renunciar al bote en caso de resistencia o de que se forme una pareja en el turn o en el river.

Full

El Full es una mano hecha muy fuerte. Dependiendo de si uno hace el full con una pareja en la mano o con dos cartas diferentes, siempre deberíamos tener presente que quizá podría haber un full superior.

Si tenemos un full inferior, deberíamos apostar siempre. Si nos vemos enfrentados a una nueva subida, tenemos que considerar si todavía tenemos la mejor mano y volver a subir, o actuar con más cuidado y limitarnos solamente a igualar. Para retirarnos, ya tenemos que estar convencidos de que el adversario solo volverá a subir con la mejor mano posible. Normalmente vale la pena jugar la mano de forma agresiva.

También hay que ser cuidadoso cuando se tiene el mejor full posible y la mesa da cabida a full mejores. Si tenemos el mejor full posible con en un flop con , entonces podemos estar muy seguros de llevarnos el bote, e incluso considerar un slow play.

Sin embargo, estas mismas cartas en un flop con nos permitirían hacer el full bajo, lo que torna la situación algo crítica. No se trata solamente de si un adversario tiene o y que podamos estar por detrás, sino que cualquier jugador con una y ninguna pareja en la mano tiene diez outs en el turn y el river respectivamente (tres de cada una de las cartas y la jota que queda). Nuestro full es ahora favorito con casi un 58%, suficiente para llevar en lo posible todas las fichas al centro de la mesa (ya que nosotros tenemos una relación apuesta/valor positiva). Pero todavía podemos perder en el 42% de los casos. Si dos jugadores tienen una jota cada uno, tienen en conjunto un máximo de 18 outs. En este caso, ahora tendríamos solamente un 29% de probabilidad de victoria y por tanto estaríamos por detrás.

  • Ejemplo:

Tenemos:
El jugador 1 tiene:
El jugador 2 tiene:

El flop viene como sigue . Hemos hecho un full en el flop. Sin embargo, cada seis, siete, ocho, nueve, dama y rey le dan un full mejor a uno de los jugadores. Nuestra probabilidad de victoria es de aproximadamente de un 29%, mientras que las probabilidades de los otros jugadores están claramente por sobre el 30%.

Los adversarios también podrían tener parejas más altas ( , ), lo que conduciría a dos outs cada uno. Si juega contra un adversario, siempre es importante apostar. Pero si juega contra varios adversarios, también se debería apostar para...

  • ... no conceder ninguna carta gratis.
  • ... aislarnos siempre que sea posible frente a un sólo jugador.

Las manos hechas son fuertes y normalmente deberían jugarse de forma agresiva. Cuando tenemos posición, en la mayoría de los casos deberíamos intentar reducir el campo de adversarios mediante una apuesta o una subida. Las manos hechas débiles se pueden tirar si ha habido mucha acción antes de nosotros o si después nuestra se produce una subida fuerte.

Poker/Escalera de color

Con estos monstruos se debe jugar slow play. Si un jugador liga un color (en el mejor de los casos el mejor color posible), mientras que nosotros hemos hecho una escalera de color en el flop, vale la pena jugar pasivamente. Si no tenemos posición (OOP), jugaremos check/call; en posición igualaremos o apostaremos de acuerdo con la acción de nuestro adversario. También podemos pasar primero en el flop y luego apostar en el turn, cuando nos pasan en posición.

Con un poker, un adversario no podría haber hecho una mejor mano en el flop. Por lo tanto, debemos confiar en que la mano de un jugador mejore razonablemente en el turn y/o el river (por lo menos a un buen color) para que podamos contar con acción.

Con esto cerramos las manos hechas en el flop.

 

Proyectos y manos basura en el flop

Después de haber comentado en el capítulo anterior el juego con manos hechas en el flop, ahora continuaremos con las manos que hacen de Pot Limit Omaha un juego caro y lleno de acción.

Proyectos

En general se distinguen dos tipos de proyectos: los proyectos con los cuales se pueden conseguir las «nuts» (es decir, la mejor mano posible en ese momento) y los proyectos de manos buenas, pero que no son las mejores posibles.

Las manos con proyectos para las «nuts» deberían jugarse de forma similar a las manos hechas, especialmente cuando tienen muchos outs, debido a la diversidad de cartas que nos sirven para completar nuestra mano, y sobretodo cuando tenemos varios proyectos posibles.

  • Ejemplo:

Tenemos .

El flop ofrece:

  • a) o
  • b)

En el caso de la alternativa a), tendríamos un proyecto para la mejor escalera posible con cualquier diez, jota o reina . En el caso de la alternativa b), además del proyecto para la mejor escalera posible, también tendríamos la posibilidad para hacer el segundo mejor color posible, e incluso un proyecto de escalera real.

Si en la alternativa a) tenemos nueve outs seguros y posiblemente dos outs adicionales con ambos reyes, deberíamos jugar esta mano de forma más bien pasiva y esperar a ligar nuestros outs. Aquí, por lo tanto, tenemos las posibilidades de jugar check-call o check-fold. Si tenemos posición y el rival pasa, podemos intentar un semi-farol dependiendo del adversario.

El flop b) nos ofrece otros siete outs, con los que tenemos 16 outs (más eventualmente los reyes). En esta situación podemos jugar la mano como una mano hecha. Si el proyecto no se concreta en el turn, debemos analizar si vale la pena seguir jugando la mano, sea como semi-farol o igualando de forma rentable (fuera de posición o en función del tamaño de la apuesta del adversario). Sin embargo, en posición también podemos utilizar la carta gratis si creemos que en este momento nuestro adversario nos ha derrotado.


Si después de que nos han igualado en el flop, se forma una pareja en la mesa, probablemente ya estamos muy por detrás y deberíamos terminar de jugar la mano de la forma más económica posible (pasar-pasar, pasar-igualar o pasar-retirarse).

En general, el lema de los proyectos es:

  • Los proyectos sólidos se juegan de forma sólida.
  • Si hay una resistencia fuerte, tenemos que reconocer que el adversario también tiene una mano fuerte y debemos volver a calcular nuestros propios outs.

Por lo tanto, si tenemos un proyecto bueno, deberíamos apostar enérgicamente. En primer lugar, así ocultamos nuestras manos hechas, por las que también apostaremos firmemente, y en segundo lugar, a menudo sucede que incluso subiremos por valor, ya que la mano del adversario es considerablemente más débil de lo esperado.

También ocurre a menudo que dos proyectos juegan el uno contra el otro. Aquí, en la mayoría de los casos, gana el jugador que muestra agresión primero o aquél que tiene el proyecto para la mejor mano posible. Por este motivo, los proyectos para la mejor mano posible en Omaha son claramente más fuertes que otros proyectos.

Sin embargo, la mayoría de los proyectos no se deberían jugar de forma incondicional, sino que deberíamos respetar una subida o una nueva subida del adversario. A menudo, el adversario no solo cuenta con una mano hecha, sino con una combinación de una mano hecha y un proyecto de mano, las cuales claramente reducen las posibilidades que nos quedan para ganar la mano. Ante una nueva subida, la retirada no es una mala reacción, especialmente cuando la mesa todavía da cabida a otros proyectos o permite manos hechas que ya no somos capaces de vencer.

  • Ejemplo 1: un buen flop para un proyecto

Tenemos y después de otros dos jugadores que han igualado en posición prematura, también igualamos y entramos en el bote. La ciega pequeña y la ciega grande participan y vemos el flop los cinco.

El flop es: .

Este flop es magnífico para nuestra mano. Ahora no tenemos únicamente un proyecto de escalera de color abierta, sino también outs adicionales. No sólo nos ayuda cualquier corazón, un o un , sino que además cualquier y cualquier , por lo que en total tenemos 19 outs. Si aquí hacemos una apuesta del bote y somos igualados únicamente por un jugador, tenemos pot odds de 2:1. ¡Una situación muy deseable!

  • Ejemplo 2: Un flop malo para un proyecto

Tenemos . Igualamos en el botón y somos los segundos en el bote. Las ciegas también participan.

El flop muestra: .

Este flop es malo para nosotros. Si bien tenemos un proyecto de escalera abierta (OESD) y un backdoor a proyecto de color, sólo podemos contar con dos outs seguros ( y ). Todos los demás outs le darían una mano mejor a un adversario. Por este motivo, ante la más mínima acción, deberíamos renunciar a este bote.

En Pot Limit Omaha también hay proyectos que están en ventaja, incluso, frente a la actual mano hecha. Por ejemplo, existen proyectos de escalera con hasta 20 outs y una probabilidad de victoria de hasta 58,54% contra un adversario único. A continuación hemos preparado un par de tablas que indican las manos contra las que debería igualar con un buen proyecto de escalera:

  • Situación:

Somos los primeros en entrar en acción con una apuesta por el bote. Solo iguala la ciega pequeña. En el bote hay ocho ciegas grandes (3,5 CG nuestras, 3,5 CG y una de la ciega grande). La ciega pequeña es un jugador agresivo y ha hecho un trío máximo en el flop. En el cálculo adicional, incluso, un proyecto de color o también un proyecto de escalera.

Nosotros mismos tenemos un proyecto para la mejor escalera posible y parcialmente también un proyecto para el segundo mejor color. Suponemos que la ciega pequeña siempre apuesta el bote en el turn, aún cuando la mesa permita un color o una escalera. Sin embargo, se retiraría ante una subida de nuestra parte. Si lo igualan en el turn, apuesta en el river únicamente cuando ya no es posible ningún proyecto. Sin embargo, para ver cómo de fuerte es su set, iguala la mitad de nuestra apuesta por el bote. Si se concreta uno de nuestros outs en el turn, igualamos para llevarnos su apuesta del river (lo que normalmente es un error en esta situación, ya que nuestro adversario tiene proyectos para mejorar).

Si ganamos, obtenemos en total: 76 CG (8 CG antes del flop + 8 CG del flop + 24 CG del turn + 36 CG del river).

Si perdemos, pagaremos en total: 32 CG (8 CG del flop + 24 CG del turn)

Por consiguiente, nuestro cálculo para la jugada anterior es:

Proyecto de 13 cartas para la mejor escalera posible vs. set

Nuestra mano

Mano del adversario

Flop

Nuestra equity

Turn&River

Equity del adversario

Turn&River

Ganancia/Pérdida

en Big Blinds

43,54 %

56,46 %

+15,02 BB

50,49 %

49,51 %

+22,53 BB

37,80 %

62,20 %

+08,82 BB

48,54 %

51,46 %

+20,42 BB

29,03 %

70,97 %

-00,65 BB

42,07 %

57,93 %

+13,44 BB

41,46 %

58,54 %

+12,78 BB

28,41 %

71,59 %

-01,32 BB

Proyecto de 16 cartas para la mejor escalera posible vs. set

Nuestra mano

Mano del adversario

Flop

Nuestra equity

Turn&River

Equity del adversario

Turn&River

Ganancia/Pérdida

en Big Blinds

49,51 %

50,49 %

+21,47 BB

55,00 %

45,00 %

+27,40 BB

39,33 %

60,67 %

+09,19 BB

50,49 %

49,51 %

+22,53 BB

35,31 %

64,69 %

+06,13 BB

46,59 %

53,41 %

+18,32 BB

47,32 %

52,68 %

+19,11 BB

33,17 %

66,83 %

+03,82 BB

 

Proyecto de 20 cartas para la mejor escalera posible vs. set

Nuestra mano Mano del adversario

Flop

Nuestra equity

Turn&River

Equity del adversario

Turn&River

Ganancia/Pérdida

en Big Blinds

55,49 %

44,51 %

+27,93 BB

58,54 %

41,46 %

+31,22 BB

42,26 %

57,74 %

+13,64 BB

50,98 %

49,02 %

+23,06 BB

39,88 %

60,12 %

+11,07 BB

50,85 %

49,15 %

+22,92 BB

53,41 %

46,59 %

+25,68 BB

37,07 %

62,93 %

+08,04 BB

En las tablas anteriores pudimos ver que con nuestro proyecto de escalera de 16 outs ya tenemos un valor esperado positivo en tanto nos atengamos a la estrategia descrita anteriormente, incluso, contra el mejor set posible y el proyecto para el mejor color posible.

Incluso, con 13 outs, en la mayoría de los casos tenemos un valor esperado positivo, especialmente en las situaciones en las cuales tenemos dos backdoor a proyectos de color, ya que en el 10% de todos los casos se transforman en color. Con seguridad no podemos contar con el 10% absoluto, ya que con ello no sacamos el mejor color, pero a pesar de esto tenemos este «bono» de apoyo.

Proyectos con manos hechas

Muchas veces ocurrirá que no solamente tendremos una mano hecha o un proyecto de mano, sino ambos.

  • Ejemplo:

Tenemos .

El flop ofrece: .

En esta situación no solo tenemos la mejor mano posible del momento con un set de ases, sino también el segundo mejor proyecto de color posible y un proyecto de escalera abierta. Esto significa 16 outs adicionales con los cuales podemos mejorar nuestra mano.

Tales combinaciones de manos hechas y proyectos, se encargan de que gran cantidad de fichas se vayan directas al bote. Estas manos son extremadamente fuertes y deben jugarse enérgicamente. Considerando que Pot Limit Omaha es un juego lleno de acción, no tiene sentido jugar manos fuertes de forma lenta, ya que así perdemos valor. Con mucha frecuencia nos pagarán de forma completa, incluso, cuando juguemos de forma agresiva.

  • Ejemplo 1: un buen flop para una combinación de mano hecha y proyecto

Tenemos en ciega pequeña y después de dos jugadores que han igualado, nosotros completamos. La ciega grande pasa y vemos el flop cuatro jugadores.

El flop es: .

Hemos hecho trips y el nos da un proyecto de escalera con cuatro outs (cada ) y nueve outs para el full (el que quizás le traería la escalera a otro jugador), así como un out para el último que queda en la baraja. Por consiguiente, llegamos a un total de 14 outs para mejorar aún más nuestra buena mano. Obviamente también podríamos estar ya derrotados ( o ) o ir por detrás en caso de que otro jugador tuviera el otro siete con un kicker mejor. Además, no deberíamos olvidar que cada out de nuestro full también puede darle un full mejor a otro jugador, si éste tuviera la pareja correspondiente en la mano. Esto es improbable, pero de ninguna manera imposible, y contra tres adversarios, en caso de una agresión inesperada, deberíamos considerar muy seriamente la posibilidad de estar por detrás. De todas maneras, deberíamos apostar agresivamente o, incluso, subir, para hacer que los eventuales proyectos paguen.

  • Ejemplo 2: un buen flop para una combinación de mano hecha y proyecto

Tenemos: en Hijack y abrimos el bote con una subida A pesar de esto igualan el cut-off, el botón y los jugadores ubicados en las ciegas.

El flop es: .

Este flop es excelente. Con nuestro set de reyes no solo tenemos la mejor mano posible del momento, sino que adicionalmente tenemos el segundo mejor proyecto de color posible (es decir, le arrebatamos dos outs al jugador que tiene el mejor proyecto de color posible) y también un OESD. Frente a un jugador con el mejor proyecto de color posible y OESD, que tenga , vamos por delante con un 56,46% a 42,93%. Deberíamos aprovechar esta oportunidad y ponernos manos a la obra con la agresividad que corresponde, es decir, apostar el bote o subir.

Freerolls

Hay situaciones en las cuales una combinación de mano hecha y proyecto equivale a un freeroll. Si dos jugadores se enfrentan en el flop el uno contra el otro, y los dos han hecho la mejor escalera posible, puede ocurrir de todas maneras que uno de los dos esté en ventaja.

  • Ejemplo:

El jugador A tiene
El jugador B tiene

Los dos ven el flop y han hecho la mejor escalera posible respectiva. Mientras el jugador b tiene como máximo la posibilidad de aspirar a repartirse al bote, el jugador A tiene un proyecto para el mejor color posible con un color de picas y un backdoor a proyecto de color de corazones. Esto significa que el bote será repartido en el 60% de los casos, pero en el 40% de los casos restantes, se adjudicará el bote el primer jugador, ya que mejorará su mano.

En este ejemplo también podemos observar lo importante que resulta en Pot Limit Omaha prestar atención a la selección de manos iniciales para que las cartas sean como máximo de tres palos y en el mejor de los casos de dos palos. También existen freerolls con el mejor proyecto de full.

  • Ejemplo:

El jugador A tiene
El jugador B tiene

El flop es: . Ahora los dos jugadores tienen el mejor full posible. Sin embargo, el jugador A tiene aún la posibilidad de recibir un full mejor. Cualquiera y cualquiera le darán una mano mejor, lo que sumado significa en total seis outs. Lo que le hará ganar el bote en solitario en el 27,44% de los casos.

Los freerolls ocurren más a menudo de lo que en un principio esperaríamos, por lo tanto, ya desde la selección de la mano inicial, deberíamos intentar estar en el lado correcto de la ecuación.

Manos basura

Muy a menudo ocurre que erramos completamente el flop, o que solo tenemos la mejor pareja sin ningún proyecto significativo. En estas situaciones, podemos estar agradecidos de poder retirarnos sin que nos cueste fichas adicionales. En situaciones favorables (mucha acción antes del flop y luego que vayan pasando uno a uno en un flop ) podría funcionar una apuesta de farol. Considerando que presuntamente casi nadie podrá hacer algo con este flop, una apuesta tiene buenas posibilidades de llevarse el bote. Si uno o varios jugadores igualan, tenemos que decidir si disparamos un segundo, y en ocasiones hasta un tercer barril, o si mejor nos rendimos.

Posición

Muchos jugadores consideran que la posición en es aún más importante en Omaha que en Texas Hold'em. Si a esto le sumamos la dosis correcta de agresión, nos convertimos rápidamente en un adversario peligroso. Fuera de posición podemos ganar muchos botes mediante una donk-bet o una apuesta de continuación, si es que el flop y la secuencia de apuestas antes del flop hacen posible una mano hecha.

  • Ejemplo 1:

Tenemos en ciega grande, un jugador en posición prematura ha subido, dos jugadores han igualado y nosotros también hemos igualado.

El flop llega como: . Apostamos el bote y todos se retiran.

Presumiblemente el flop no había ayudado ni al jugador que había subido ni a los que igualaron. Muy pocos jugadores igualarán una subida con cartas bajas ( hasta el ). Sin embargo, si estamos en ciega grande, siempre van a pensar que somos capaces de tener cartas bajas. En este caso, una donk bet nos asegura el bote con bastante frecuencia; una de las pocas ventajas de estar sentado fuera de posición.

  • Ejemplo 2:

Tenemos y volvemos a subir en el botón a un jugador loose que ha subido en posición prematura. Este iguala.

El flop viene . El jugador que ha subido en posición prematura pasa, nosotros apostamos el bote y así aparentamos una mano . Nuestro adversario piensa brevemente (presumiblemente también tiene un as), pero luego se retira y ganamos el bote.

Normalmente siempre deberíamos tratar de jugar en posición o de incitar a los jugadores que siguen, incluido el botón, a que se retiren mediante una subida, para estar posteriormente en posición. En la mayoría de los casos, una buena posición también nos garantiza la posibilidad de jugar en el flop después del agresor. Si bien una apuesta de continuación tiene un muy buen efecto en PLO, en la mayoría de los casos también ayuda la posibilidad de volver a subir con una buena mano, o de retirarnos a tiempo y a un bajo costo, en el caso de que tengamos una mala mano. Jugar contra un agresor fuera de posición es a menudo caro y, por lo tanto, no recomendable.

¿Te ha gustado el artículo? Déjanos tus impresiones en la sección de comentarios.

X Información sobre cookies

Hemos colocado cookies en su computadora para mejorar su experiencia en nuestro sitio web. Usted puede cambiar su configuración de cookies en cualquier momento. De otra manera, nosotrs asumiremos que usted está de acuerdo para continuar.