PokerStars - Página de Inicio
Consejos y estrategia de poker básicos: Manos iniciales y posiciones

En el poker es muy importante saber qué manos debemos jugar desde qué posición. Los errores que se cometen antes del flop, a menudo nos llevan a cometer nuevos errores en el transcurso del juego. En este artículo describimos las diferentes posiciones así como las distintas categorías y grupos de manos iniciales (cartas propias).
 

 

Posiciones

La posición es el lugar en el que están sentados los jugadores con respecto al botón o repartidor. Tanto en Hold'em como en Omaha, la posición es muy importante. Ello se debe a que las rondas de juego se suceden en el sentido de las agujas del reloj.

 

Resumen de las posiciones:

Posiciones iniciales y ciegas

  • Antes del flop, los jugadores situados en la ciega pequeña y en la ciega grande tienen el privilegio de actuar en última posición, pero a partir de la segunda ronda (es decir, tras el flop) la ciega pequeña ostenta la peor posición, ya que es el primero en actuar.
  • A partir de la segunda ronda y del flop, la ciega grande también está en una mala posición.
  • El jugador under the gun (UTG, por sus siglas en inglés, el primero situado a la izquierda de la ciega grande) tiene la peor posición antes del flop y una mala posición tras el mismo. UTG + 1 y UTG + 2 (los dos jugadores situados a la izquierda del jugador UTG) están en una posición igualmente mala.

Posición intermedia

 

  • Los jugadores en la posición intermedia tienen una posición mediocre tanto antes como después del flop.

Última posición
 

  • El jugador situado en el cut-off (a la derecha del botón o del repartidor) tiene una posición muy buena.
  • El botón (repartidor) posee la mejor posición, ya que es el último en actuar tras el flop.

En las posiciones finales, los jugadores tienen la gran ventaja de poder ver las acciones del resto de contrincantes antes de que les toque el turno. Por ejemplo, cuando se produce una apuesta y una subida, podemos abandonar una mano débil, puesto que es posible que otro jugador posea una más fuerte. Cuando un jugador pasa, es posible que sus contrincantes no posean buenas cartas y entonces, éste podrá apostar con una mano más bien débil. Además, también tenemos la ventaja de que el resto de jugadores no sabe qué haremos hasta que nos llegue el turno.


"Tener posición" o "estar en posición" significa que tras el flop se tiene la mejor posición. Es decir, si se sube desde una posición intermedia y sólo iguala la ciega grande, entonces se tiene la posición para el resto de la mano porque la ciega grande será siempre la primera en el turno. Pero si el que iguala es el repartidor, su posición será previa a la nuestra y entonces seremos nosotros siempre los primeros en el flop, el turn y el river. Si un jugador tiene posición, podrá aprovecharse mejor de la debilidad de sus contrincantes.
Cuanto mejor sea la posición, mayor será la cantidad de manos que podrán jugarse de forma rentable. En consecuencia, desde una posición inicial habrá que pasar muchas manos y jugar sólo las mejores manos iniciales. Por el contrario, en las posiciones finales se puede jugar un mayor número de manos. En general, la posición es mucho más importante en el juego no limit que en fixed limit.
 

Manos iniciales

En general, las manos iniciales se pueden clasificar del siguiente modo:

Parejas altas:

             

Éstas son las mejores manos iniciales en Texas Hold'em. Estas manos son tan fuertes que, co

n frecuencia, uno gana sin la ayuda de las cartas comunitarias. Con estas cartas se debe subir sea cual sea la posición en la que estemos y, de paso, se reducirá el número de adversarios.

Parejas medias:

                 

Estas cartas también son buenas. No obstante, el inconveniente de las parejas más bajas es que existe un gran número de flops en los que se descubren cartas más altas (overcards) que la pareja que tenemos, por lo que resulta difícil poder calcular la fortaleza de nuestra mano.

  • Ejemplo:

    Si tengo ases, ningún otro jugador puede conseguir una pareja mejor en el flop. Pero si, por ejemplo, tengo y el flop muestra , entonces ya no sé si mi pareja sigue siendo la mejor mano. Si un adversario tiene un rey o un diez, con las cartas del flop puede ligar una pareja mejor que la mía (por ejemplo, ). En caso de que mi adversario posea un rey y un diez en las cartas de mano, podrá ligar dos parejas, que son más fuertes mi única pareja ( ). En caso de que mi adversario ya posea una pareja, el flop le puede ayudar a ligar un trío (es decir, tres reyes, tres dieces o tres doses), y en este caso, también me vencerá. Por lo tanto, después del flop, será muy difícil seguir jugando una mano de este estilo de forma rentable.

Parejas bajas:

           

 

Las parejas bajas normalmente hay que mejorarlas a un trío para poder tener posibilidades de victoria reales en la confrontación final, especialmente si estamos jugando contra varios adversarios.

Desde el punto de vista estadístico, en un flop de cada ocho llegará un trío. Por este motivo, para los jugadores con parejas bajas es más conveniente que, en lo posible, haya muchos jugadores en el bote que no hayan pasado. Así la apuesta merece la pena cuando ligo trío. Si tenemos en consideración que en una posición inicial no sé lo que van a hacer los jugadores que hay detrás de mí, en el caso de que tuviera parejas bajas, debería igualar en una posición avanzada, por si acaso, y sólo si varios jugadores han igualado antes que yo.

Si teniendo una pareja baja no logramos ligar un trío, y estamos contra varios adversarios, por lo general deberíamos abandonar la mano en el flop. Consideremos lo siguiente: antes del flop, una pareja es favorita contra cualquier mano que no tenga pareja. Puesto que las posibilidades contra dos cartas fuertes son aproximadamente del 50%, esto es como echar una moneda al aire.

 

Ases altos:

       

         

Las combinaciones altas de ases son cartas fuertes con las que, por lo general, hay que subir pa

ra, por ejemplo, eliminar a las parejas bajas del juego.

Ases del mismo palo:

                .... etc.

Los ases del mismo palo son cartas sólidas que desarrollan su potencia cuando pueden convertirse en color o en doble pareja. Un color se obtiene rara vez, pero gracias al as, siempre tendríamos el color más alto. Por este motivo, un as junto a un kicker del mismo palo tiene mucho más valor que la mayoría de las combinaciones de un palo, como por ejemplo .

Figuras:

       

          

Éstas son manos bastante fuertes, pues son favoritas frente a dos cartas más bajas y tienen casi las mismas posibilidades contra parejas más bajas.

Conectores del mismo palo:

           

 

Los conectores del mismo palo son, al igual que las parejas bajas, manos especulativas. Sólo deben jugarse desde una posición retrasada, siempre que ningún otro jugador haya subido y mejor aún cuando ya hay varios jugadores en el bote. Como "especulativas" se denomina a aquellas manos que pueden llegar a ser muy buenas en el flop (trío, escalera o color), pero que, en la mayoría de las ocasiones, pasan a ser una mano muy débil (pareja baja o más débil). Cuantos más jugadores haya en el bote, más posibilidades me ofrece éste a mí y más merece la pena jugar con manos que con poca frecuencia logran ligar en el flop.

Si logramos ligar una mano en el flop con una mano especulativa, por norma, somos fuertes y podemos ganar grandes botes.

Grupos de manos iniciales

  • Grupo uno:

           

  

Estas cartas son las mejores manos iniciales en el Hold'em. Se pueden jugar desde cualquier posición y el jugador básicamente debe subir con ellas.

  • Grupo dos:

        

   

Estas cartas también son muy buenas. Normalmente deberíamos subir con ellas, si es que nadie ha subido antes de nosotros. Se pueden jugar desde cualquier posición.

  • Grupo tres:

   

       

       

Estas cartas tienen un gran potencial de victoria. No obstante, en posiciones iniciales se debería pasar con estas cartas, especialmente cuando la mesa es muy agresiva y se puede contar con una subida después de nuestro turno.
  • Grupo cuatro:

   

   

   

             

Las manos del grupo cuatro suelen ganarse con más frecuencia que perderse contra manos casuales. No obstante, con ellas se debe pasar en posiciones iniciales, medias o avanzadas, cuando antes de nosotros alguien ha subido la apuesta.
  • Grupo cinco:

       

   

   

   

       

              

Estas manos también tienen potencial. No obstante, con estas cartas se debe pasar en posición inicial o intermedia.

  • Grupo seis:      

       

   

  

       

   

   

           

Estas manos se pueden jugar desde una posición avanzada, siempre que ninguno de los demás jugadores haya subido.

  • Grupo siete:  

           

  

  

   

   

              

En este caso nos encontramos ya con manos muy flojas, que definitivamente necesitan mucha ayuda de la mesa. Y puesto que ésta sólo llega en contadas ocasiones, generalmente es mejor tirar estas manos, a no ser que haya muchos jugadores que hayan igualado antes que nosotros.

  • Grupo ocho:

       

   

   

       

   

           

               

Estas manos son flojas. Sólo se deben jugar desde el botón o las ciegas, y únicamente cuando varios oponentes hayan entrado en el bote y nadie haya subido.
 

Compartir

X Información sobre cookies

Hemos colocado cookies en su computadora para mejorar su experiencia en nuestro sitio web. Usted puede cambiar su configuración de cookies en cualquier momento. De otra manera, nosotrs asumiremos que usted está de acuerdo para continuar.