PokerStars - Página de Inicio
Consejos y estrategia de poker básicos: Bad Beats: mitos y reglas matemáticas
Uno de los temas más discutidos en la comunidad de jugadores de poker es el de los llamados bad beats. Empecemos con la definición.

Definición:

Se habla de un bad beat (una mano perdida con muy mala suerte) cuando un jugador que tiene una mano con una probabilidad muy alta de ganar (por lo general, por encima del 80%), al final acaba perdiendo.

  • Un ejemplo de ello:

El jugador A tiene . El jugador B tiene . Ambos jugadores van all-in antes del flop. La probabilidad de que el jugador A gane esta mano está en torno al 93% antes del flop. Es decir, los ases ganan de media 93 veces por cada 100 intentos. Esto supone una probabilidad muy alta.

Supongamos que el flop resulta .

Ahora, los ases tienen una probabilidad de ganar del 98%. El jugador B necesita que sus próximas dos cartas sean un diez y una reina (para obtener una escalera), o bien dos reyes para obtener un full, o las dos sotas que quedan para obtener parte del bote (se trataría entonces de poker al as). Si la siguiente carta no es una carta alta o figura ni un diez, el jugador B ya no tiene opción de ganar. 

En el turn aparece .

Los ases siguen siendo favoritos, con un 95,5%. Su probabilidad ha bajado ligeramente, ya que si apareciera el segundo de los dos reyes que aun quedan, el jugador B completaría su full. 

Y el river trae precisamente el . ¡Ay! El jugador B ha conseguido ganar la mano después de todo. ¿Brujería? No, se trata simplemente de las leyes de la probabilidad matemática. Que en algún momento un acontecimiento muy improbable acabe pasando es un hecho que no se puede evitar, ya que, de no ser así, no estaríamos hablando de un acontecimiento improbable, sino de uno imposible. Mientras exista la posibilidad de que el jugador que va perdiendo pueda ganar, en algún momento acabará pasando. Puede ser un caso de cada 100, tres de cada 100 o cinco de cada 100, según sea la probabilidad matemática del caso.

Naturalmente hablamos de "muy mala suerte" cuando esta probabilidad matemática nos toca a nosotros. Pero por fuerza le tiene que tocar a alguien. Lo que no se puede calcular y no se puede saber, es cuándo ocurrirá este acontecimiento improbable. Sólo sabemos cuál es la probabilidad de que pase en una situación determinada y, por lo tanto, que pasará cada x veces por 100 casos en que se dé dicha situación. También puede ser que un acontecimiento improbable suceda varias veces seguidas y que después no ocurra durante los siguientes 1.000 casos. Esta repartición aleatoria de acontecimientos es lo que llamamos coloquialmente suerte o mala suerte.

Si un jugador pierde su mano varias veces seguidas, siendo el que tiene la probabilidad más alta de ganar, es normal que se enfade, pensando que "es imposible" o que "hay trampa". 

¿Cómo enfrentarse a los bad beats?

En general, los bad beats deberían afrontarse con tranquilidad. Los auténticos bad beats significan, por lo general, que el contrincante ha colocado sus fichas en el medio de la mesa con unas probabilidades escasas de ganar. Si éste fuera el caso, a la larga su contrincante perderá. Ésta es una ley matemática que se cumplirá tras un número suficiente de manos jugadas. Y esto es justamente lo que queremos. Deseamos que el contrincante cometa errores y que, de esta manera, pierda con el paso del tiempo. Tengamos en cuenta que por cada bad beat perdido, ganaremos unas 20 veces en una situación parecida. A la larga todo se compensa. Y es justamente así como los profesionales ganan dinero. 

¿Se producen bad beats más a menudo en las partidas online?

En general, los bad beats ocurren con la misma frecuencia, independientemente de si se juega online o en un casino. La técnica no tiene la culpa.

¿Por qué tienen entonces los jugadores a menudo la impresión de que los bad beats o las combinaciones improbables se presentan más a menudo online que en el casino o en casa? Se debe tener en cuenta que se juegan muchas más manos por hora online, ya que el ordenador baraja las cartas y las reparte de forma más rápida de lo que puede hacerlo una persona. Por ello crece inevitablemente la probabilidad de que durante el mismo período aparezcan más bad beats que si se juega en persona. También se dan dos aspectos psicológicos:

  • Muchos de los jugadores online son principiantes y, en parte, con pocos conocimientos. Por lo tanto, hacen de media más errores y siguen con la mano cuando ya hay pocos outs que puedan ayudarles a ganarla. Por este motivo, se producen bad beats poco elegantes, que son menos comunes en jugadores con experiencia, ya que éstos tienden a renunciar a tiempo cuando ven que su probabilidad es mala.
  • El poker online por lo general es anónimo. Jugadores desconocidos juegan contra otros desconocidos. Por este motivo, algunos jugadores tienden a hacer jugadas muy atrevidas, ya que nadie los conoce ni los ve. Las miradas de los contrincantes no se dan en los juegos online, ni tampoco son frecuentes los comentarios sobre las jugadas. Naturalmente sucede que las manos más extremas se comentan en chats, pero incluso en estos casos se mantiene el anonimato y, por ello, se rebaja el nivel de pudor. 

¿Es el ordenador quien baraja en realidad?

Ésta es una pregunta que se ha planteado muchas veces en relación con esta cuestión. En caso de que baraje, ¿cómo se puede asegurar que no se manipula?

Para comenzar se puede decir que las salas de poker online no tienen ningún interés en manipular las cartas. La sala de poker en sí no juega contra nadie, sino que son los jugadores quienes juegan los unos contra los otros. La sala de poker online es sólo una plataforma que se pone a disposición para permitir un juego justo y asegurar el pago de las ganancias. Le da completamente igual el jugador que gane o que pierda, ya que los administradores de las salas de poker reciben parte del bote, la comisión, independientemente de quien gane.

La confianza que tienen los jugadores en las salas es importante para los intereses de sus administradores. Por este motivo, se realiza un gran esfuerzo por mantener la seguridad de las salas de poker. Los administradores no sólo hacen todo lo posible por asegurar un reparto de las cartas verdaderamente aleatorio, también se ocupan de que no haya jugadores que estén jugando "en equipo" para ganar ventaja sobre los demás. La protección contra el fraude es un tema esencial en la organización y la configuración técnica de las salas de poker online.

Volvamos al tema de barajar las cartas: en PokerStars hay un hardware adicional que garantiza un reparto verdaderamente aleatorio de las cartas, pues funciona utilizando combinaciones de frecuencias obtenidas de los "ruidos atmosféricos". Estos datos se vuelven a repartir después aleatoriamente utilizando la posición del puntero del ratón de los miles de usuarios en un punto del tiempo aleatorio. Las cartas se barajan por medio de estas series numéricas aleatorias. Y de forma individual para cada mesa. Esto quiere decir que, por cada mesa abierta, accesible mediante el software de cliente de PokerStars, hay una baraja mezclada propia, que está protegida en el servidor. Estas barajas de cada mesa se utilizan durante toda la duración de una mano y no se cambian después de un flop, turn o river. Sólo cuando se ha cerrado la mesa, se vuelven a barajar las cartas de dicha mesa.

Mitos

En la mayoría de los casos descritos como bad beat, no se trata de un caso de mala o de buena suerte. En la mayoría de los casos se trata de desconocimiento sobre cómo calcular las probabilidades de las diferentes manos.

  • Veamos otro ejemplo:

Estamos en la fase final de un torneo. El jugador A está en la ciega grande con , mientras que el jugador B, que está posicionado en el botón y tiene que actuar después de que todos los contrincantes de delante suyo se hayan retirado; tiene pocas fichas y va all-in con . Como el jugador A tiene una muy buena mano, iguala pero la mesa muestra por lo que el jugador B gana la mano con una pareja de sietes. ¿Se trata de un caso de suerte para el jugador B? ¿o un caso de bad beat para el jugador A?

Miremos las probabilidades: aunque es verdad que antes del flop ganaba en probabilidades contra , lo hacía sólo con una relación del 60% al 40%. En cuatro de diez intentos pierde , si se mira desde el punto de vista de las probabilidades puras. Impresionante, ¿verdad?

¿Por qué tiene tanta fuerza la combinación ? y   no son más que dos cartas superiores. No son pareja ni nada mejor. y son sólo cartas inferiores, no dominadas, no se enfrentan todavía a una pareja y sólo hace falta que liguen pareja. Además, existe la posibilidad de crear una escalera, un color, dobles parejas, etc. Está claro que la combinación debe mejorar para ganar, ya que tiene ventaja antes del flop (carta alta), pero las posibilidades, sin embargo, son tan amplias que, incluso en el 40% de los casos la combinación no sólo mejora, sino que no le gana. En este caso está claro que no se trata de un bad beat.

  • Un ejemplo más:

El jugador A se sienta en posición avanzada con . El jugador B se sienta en la ciega grande y tiene . Todos los jugadores de delante del jugador A se retiran. Éste sube a 3xCG. La ciega pequeña se retira y el jugador B decide igualar.

Llega el flop en forma de . El jugador B situado en la ciega grande pasa y el jugador A apuesta, el jugador B sube y ambos jugadores están en situación all-in. Llega el turn con , y el river con . El jugador B gana con color. ¿Se trata de un caso de bad beat para el jugador A?

 

Está claro que el jugador A tiene ventaja antes del flop (su probabilidad de ganar contra es del 83%). En este punto, aún no estaban todas las fichas en el centro e igualar de forma especulativa con del mismo palo es una opción completamente posible.

La situación cambió por completo tras el flop. De repente, la probabilidad de ganar de ambos jugadores era exactamente la misma (50:50). Ninguno de los jugadores ha cometido ningún error, ya que ambos ganan en el 50% de los casos, y en el bote ya había fichas. Por lo tanto, era una cuestión de suerte y, en consecuencia, nada que ver con un bad beat.

  • Y un último ejemplo, esta vez del poker en vivo:

En las WSOP de 2005 se dio la siguiente mano:

Jennifer Harman y Cory Zeidman estaban sentados en la mesa televisada del torneo de poker más importante del mundo. Jennifer tenía , y Cory, . Antes del flop, Jennifer era favorita con casi el 80% de probabilidades de ganar. El flop mostró . Cory ligó una escalera en el flop y Jennifer, un trío. La mano de Cory tenía, por tanto, más probabilidades de ganar, pues tenía un 64% de probabilidades de ganar. Ambos jugadores apostaron de nuevo. El turn fue . Y una vez más cambió la situación. Ahora Jennifer tenía un full y era clara favorita con el 98% de probabilidades. Sólo había una única carta en la baraja que podría ayudar a Cory, y ésa era el . Después de que ambos jugadores apostaran de nuevo, el river resultó ser justamente la única carta con la que Jennifer podía ganar. Jennifer perdió después un all-in con y abandonó el prestigioso torneo el primer día. La mano fue cambiando las probabilidades y no se puede decir que ninguno de los jugadores lo hiciera mal.

En las discusiones sobre oportunidades malogradas y pérdidas por mala suerte, se tiene que saber primero que es de gran utilidad conocer las probabilidades reales de las manos individuales. Para ello hay herramientas que calculan qué mano tiene más probabilidades de ganar y cuál menos, y en qué porcentaje. En PokerStars School hemos puesto a su disposición una calculadora de probabilidades en nuestra web PokerStarsSchool.com.

En la siguiente historia de bad beat fíjate bien cuándo fueron a parar las fichas al medio y comprueba qué mano realmente tenía en ese momento las mayores posibilidades de ganar.

X Información sobre cookies

Hemos colocado cookies en su computadora para mejorar su experiencia en nuestro sitio web. Usted puede cambiar su configuración de cookies en cualquier momento. De otra manera, nosotrs asumiremos que usted está de acuerdo para continuar.