PokerStars - Página de Inicio
Cómo Recuperarte de Una Mala Racha
El poker es un juego de pequeñas ventajas. Aunque seas un buen jugador no podrás ganar siempre. Como en la mayoría de deportes, el poker conlleva un elemento de azar. Comparémoslo, por ejemplo, con el fútbol. Si enfrentas a uno de los mejores equipos de la liga, como el Atlético de Madrid, con un equipo de los que suelen militar en una división inferior, como el Numancia, lo más probable es que el Atlético de Madrid gane la mayoría de las veces. Son mejores en prácticamente todos los aspectos que puedas considerar. Sin embargo, en elemento de azar, que puede surgir en una decisión controvertida del árbitro, en las condiciones climatológicas, o incluso en la actuación de un equipo un día concreto, hará que en ocasiones el Numancia consiga arrancar un empate e incluso llevarse alguna victoria. Este tipo de elemento de azar está presente en casi todos los deportes y juegos. Al jugar al poker, se multiplica. 


 
En una partida de dinero online, un buen jugador ganador puede esperar ganar en el 60-70 % de sus sesiones. Incluso si tomamos el cálculo más alto, el 70 %, seguirías perdiendo en tres de cada diez sesiones que jugases. Las cartas no tienen memoria de dichas sesiones con pérdidas, no se repartirán de forma equitativa haciendo que entre sesión y sesión con pérdidas haya muchas con ganancias. En ocasiones puedes encadenar cinco o seis sesiones consecutivas de pérdidas, o incluso un par de semanas o meses. Esto puede deberse a que estés jugando un mal poker, teniendo mala suerte (lo que se denomina "varianza" en el poker) o a una combinación de ambas. Este tipo de fases se conocen como malas rachas. Cualquier jugador de poker las atraviesa antes o después. Si no eres capaz de salir de una de ellas, es importante que sepas cómo recuperarte y mantener elevado tu nivel de confianza. Aquí tienes algunos trucos geniales para volver a la senda de la victoria: 
 
Descubre el origen de tus problemas
 
Para poder acabar con una mala racha es obligatorio intentar averiguar cuál es el problema. La mejor forma de hacerlo es echar un vistazo a las manos más recientes que has jugado y analizarlas de forma objetiva, sin la presión que conlleva tener que tomar decisiones en la mesa. Para ello puedes usar el reproductor BOOM! de PokerStars. ¿Has comprobado las últimas manos y visto que permitiste a tu rival completar una escalera interna? ¿Jugaste lento cuando deberías haber apostado? ¿Erraste al apostar por valor en el river cuando estaba claro que tenías la mejor mano? Estas y otras cuestiones son las que te debes preguntar al revisar las manos. En este punto puede resultar tremendamente útil pedir la opinión de un amigo que también juegue al poker. En ocasiones, otra persona puede ofrecer respuestas a un problema que a ti no se te hubieran ocurrido. 
 
Una vez realizado el análisis, si concluyes que tu mala racha se debe simplemente a la mala suerte, debería ser fácil de superar. En teoría, solo tienes que seguir jugando y, si eres mejor que tus rivales, terminarás por superarla y volver a ganar. El problema surge si te das cuenta de que has jugado mal. En este caso, es fundamental precisar en qué has fallado en la mesa. Quizá no estés siendo lo suficientemente agresivo, o lo estés siendo en exceso. Puede ocurrir, simplemente, que estés jugando en partidas difíciles en las que no hay margen de victoria. Sea cual sea el problema, solo puedes solucionarlo cuando lo descubras. 
 
Intenta no entrar en tilt en la mesa de poker
 
Perder en el poker puede ser muy frustrante y, si eres de los que responden así, puede llevarte a un tremendo tilt en las mesas. Esto ocurre cuando la decepción o el enfado te llevan a jugar mal. El tilt puede aparecer de distintas formas. Algunos ejemplos: echarse demasiados faroles en un intento desesperado por recuperar las fichas perdidas, no retirarse antes del flop, usar el chat de forma abusiva y tomar a un jugador como objetivo para intentar vengar supuestas "afrentas". Permítenos un spoiler: ninguno de estos movimientos será beneficioso para tu pila de fichas ni para tu bankroll. 
 
Es fundamental que intentes mantener la calma y sigas tomando decisiones racionales en la mesa de poker. Si no lo haces, te resultará muy complicado ganar y lo más probable es que tu mala racha no deje de aumentar. La capacidad de mantener la calma mejorará de forma natural conforme ganes experiencia jugando al poker, pero puedes poner de tu parte analizando todo de forma global y recordando que, mientras despliegues una estrategia de juego ganadora, que la mala racha termine es solo cuestión de tiempo. 
 
Juega en niveles de apuestas menores para recuperar la confianza
 
Una gran táctica para superar una mala racha es bajar de nivel de apuestas (da igual si juegas partidas de dinero, torneos o cualquier otra modalidad) e intentar disfrutar de una racha ganadora. En general, cuanto más bajos sean los niveles de apuestas en los que juegues, más débiles serán tus rivales. Esto te ofrecerá mayores posibilidades de ganar. Además, si pierdes, las apuestas no son tan altas, por lo que el daño no será tanto. Esto puede resultar una táctica muy útil para recuperar confianza en las mesas de poker online. Aunque ganes menos dinero, volver a coger el ritmo puede ser más útil que las ganancias en sí. No te avergüences por bajar el nivel de las apuestas. Es lo más profesional en este caso y puede ser la diferencia entre acabar con una mala racha o prolongarla en el tiempo.
   
Para aprender más sobre este fascinante juego de cartas te invitamos a ingresar a nuestra página principal sobre artículos de estrategias en el que encontrarás muchos más textos sobre diferentes fundamentos y modalidades de poker.

X Información sobre cookies

Hemos colocado cookies en su computadora para mejorar su experiencia en nuestro sitio web. Usted puede cambiar su configuración de cookies en cualquier momento. De otra manera, nosotrs asumiremos que usted está de acuerdo para continuar.